Visita de Pal y César

Vais a tener que perdonarme por haberos tenido abandonados, pero es que tuve una visita de mi hermana y César y no he parado más de 10 minutos delante del ordenador y cuando lo hacía estaba demasiado destrozado como para escribir algo. Hoy he dormido 10 horas reparadoras y ya estoy listo para volver a la carga. Este post será muy largo pero a la vez muy resumido porque hemos hecho un montón de cosas. Para ver las fotos en grandote pinchad encima de ellas. Como siempre os voy contando las fotos y de este modo os cuento la visita.

Fue mi primera visita tras Hiroko que ya me ha visitado en otras ocasiones. Y dentro fotos!
El primer día nos dimos una buena matada andando. Desde Porta Génova a Porta Ticinese, luego hasta el centro y paseo por las calles de la moda.

cocido
cocido
cocido
cocido
cocido

Primero la obligada foto en el duomo, una pena que este tapado:

cocido
cocido

Tras una larga caminata el primer día nos detuvimos a comer una gran pizza:

cocido
cocido
cocido
cocido

Por la tarde subimos al monte Stella. Resulta que es un monte que hicieron con los escombros de la guerra. Y surgió un monte bellisimo desde el que hay unas vistas de Milano increíbles y se pueden ver los Alpes acompañados de una puesta de sol excelente. Nosotros mientras haciendo tonto para no variar. La primera el el San Siro (estadio de un equipo de fútbol)

cocido
cocido
cocido
cocido
cocido
cocido
cocido
cocido
cocido

Después al hipódromo a ver el caballo de Leonardo DaVinci, que era enorme.

cocido

Luego volvimos a la casa, Paloma tenía que terminar una traducción de unos subtítulos y mientras nosotros nos pusimos a hacer la cena. Que consistió en Tortellini al gorgonzola y una especie de pinchos morunos al estilo japones e italiano, cocina de fusión 😉

cocido
cocido
cocido
cocido

Al día siguiente después de un desayunomida (Brunch :P) con renovadas fuerzas hicimos nuevas caminatas. Por el arco de la paz, por el parco sempione, el castello, y Cadorna.

cocido
cocido
cocido
cocido

Después montamos en Tran el primero de Pal y César en la ciudad.

cocido
cocido

Visitamos la universidad de Bellas Artes y me compre una moto.

cocido
cocido

Después al típico aperitivo Milanés, en el iguana, uno de los mejores sitios para hacerlo. Juzgad por vosotros mismos.

cocido
cocido
cocido
cocido

Luego a casa y cuando íbamos a meternos en la camita, nos llamo Hendrik. Hicimos una visita menos fugaz de lo que teníamos pensado. Así que cuando llegamos a casa nos desmayamos en nuestras camas. Al día siguiente madrugamos salimos para Torino. Aquí una fotillos en el tren, como me recordaron estos momentos al ínter-rail 😀

cocido
cocido

Una vez en Torino, comimos para no variar, y también anduvimos mucho.

cocido
cocido
cocido
cocido
cocido
cocido

Y ahora una sorpresita, dedicada a Miguel estuve en la tienda Hermes de Torino jojo, increible, me sentía como Densha. Quien no entienda esto que se vea la serie de Densha Otoko de la cual hablo en Este post

cocido

Estuvimos allí entre otros sitios en un bonito parque, y la luz del atardecer propició a que tirásemos un montón de fotos.

cocido
cocido

Por la noche se quedó un bonito cielo en Torino, tiramos una fotillos, nos comimos un helado y nos volvimos para Milano. Es curiosa la última foto en la que hay un cartel que dice que ese sitio está reservado para heridos de guerra, es gracioso. No creo que queden ya muchos y vamos que la misma preferencia debe tener un inválido cualquiera, sea cual sea la razón no? Por lo visto esos carteles estaban hace tiempo en el metro de Madrid, pero nosotros tuvimos el acierto de quitarlos hace tiempo.

cocido
cocido
cocido
cocido

El día siguiente era el último pero no por ello nos íbamos a quedar parados. Cogimos un tran de los antiguos. Estuvimos en el duomo y vimos como había dos grupos de fanáticos cada uno de lo suyo. Unas de un cantante o algo así y otros del fútbol. A mi el fanatismo me produce una mezcla de asco y pena, pero fue gracioso, ya que había como una especie de guerra entre las niñas chillonas y los borrachos hinchas alemanes, era interesante escuchar las luchas de gritos. Por supuesto ganaron los alemanes borrachos 😀

cocido
cocido
cocido

Tras esto, ellos se fueron a coger su avión y yo a casa a descansar que estaba realmente cansado.

Días como podéis ver, MUY intensos pero geniales, si estas fotos os han parecido pocas, podéis ver más en mi álbum haciendo click aquí
Esta noche vienen mis padres y el fin de semana Sergio y Hiro, así que voy a estar liadete. A ver si me da tiempo a hacer al menos un mini-podcast. Enhorabuena para los que han leído este post entero. No confío en ello, más bien esta escrito para dejádmelo como recordatorio, no creo que a nadie le interese tanto mi vida, como para leer esto entero 😀

11 pensamientos sobre “Visita de Pal y César”

  1. (Uhmm vaya, supongo que tengo demasiado tiempo libre porque lo he leido entero y viendo las fotos xDD)

    Comentarios relampago:
    – Ojito el tama

  2. O soy muy cotilla con las vidas ajenas… o no se, pero yo tambien me lo he leido entero ^_^.

    Espero con autentica impaciencia el volumen 3 del podcast 😉 ya sabes es que engancha.

  3. Aupi! Jeje pos bueno lo de interesarme tu vida…no mucho la verdad xk entre otras cosas ni te conozco pero bueno la verdad es que por lo menos me habeis dado ideas de cosas que hacer en Mil

Los comentarios están cerrados.