estudio

Estudiando Kanjis

Anki

No soy ningún experto en kanjis, ni tampoco en su estudio no obstante llevo unos cuantos meses estudiándolos intensivamente, por lo que tarde o temprano cuando llevas un tiempo haciendo algo consciente o inconscientemente acabas usando un método. al principio mi método era estudiarlos a piñón. Es decir uno detrás de otro, pim pam, leyéndolos y escribiéndolos muchas veces. Éste método funcionaba bien al principio cuando mi cabeza no tenía que retener más que una centena de kanjis. Tras el shock inicial de ver una escritura nueva te habituas a ello y en realidad en una tarde intensiva de kanjis te puedes aprender 50 kanjis sin problema.

El problema llega cuando no solo tienes que estudiarte esos 50 kanjis si no que vas teniendo otros kanjis en la cabeza. A veces saber más te sirve porque vas asociando un kanji que conoces con otros, pero tiene un efecto secundario muy puñetero y es que la asociación te hace cometer errores y el hueco que ocupó un kanji reemplazó a otro que sabías y por tanto cada vez que vas metiendo kanjis en tu cabeza otros se te van olvidando. También es curioso como hay kanjis que de un vistazo los recuerdas y otros que aún repitiéndolos mil veces no terminas de recordarlos.

Leer más »Estudiando Kanjis

Mis compañeros de clase

clase1.jpg

Hoy tengo el día nostálgico, la vida a 250km/h lo que tiene es que tan pronto puedes estar yendo cuesta arriba como cuesta abajo. Lo cierto es que sigo estando muy feliz de hecho hoy me sorprendía a mi mismo por la mañana. Y es que ayer me acosté más tarde de lo normal entre pitos y flautas (hice jailbreak a mi iphone) y por la mañana salí más empanado que de costumbre. Además coincidía que llovia y hacia frío… todos los ingredientes para comenzar siendo un mal día. Cuando llevaba medio camino y había esquivado 150 paraguas de que me saltasen más de dos ojos me percaté de que estaba sonriendo, así sin más y es que parecera tonto pero ahora me parece divertido hasta el camino que repito todos los días a clase.

Al llegar a clase había una cosa que no se había esfumado y es mi sueño, mi sopor. Pero tras un rato de clase me di cuenta que estaba repitiendo frases y aprendiendo de nuevo con una sonrisa en la cara y es que si algo tienen las clases en KAI es que son divertidas o al menos en mi clase o al menos yo me lo paso bien.

Leer más »Mis compañeros de clase