Y esto fue el 2009…

A este año ya solo le quedan dos telediarios (casi literalmente) y me gustaría hacer una valoración del año desde el punto de vista del blog que es en realidad un reflejo de mi vida. Dentro de unos días le seguirá otro post con propositos para el nuevo año, objetivos que me quiero marcar públicamente y que quiero cumplir para mejorar mi vida. Pero de momento reflexión del año, que no se puede programar un nuevo año sin ver como ha sido este.

Enero:
Un mes pobre en posts, continuaba mi vida en Dublín después de haber pasado las Navidades en España con familia y amigos. Unas Navidades curiosas ya que me perdí la cena de nochebuena debido a un supuesto virus gástrico y además andaba por casa de mis padres con Hiroko. Parece que el nuevo proposito de año fue motivarme para la carrera, no sabía que como siempre más adelante esta motivación me vendría de otra forma totalmente distinta.

Febrero:
Éste fue un mes más movido marcado sin lugar a dudas por la noticia de la muerte de mi tío y padrino (D.E.P.). Tras esto una escapada veloz a España y de nuevo por esto y múltiples cosas/preocupaciones presentándome a los exámenes de la UNED con la cabeza bastante lejos de donde deberia estar. De casualidad y porque quería que la gente lo viera puse un vídeo de un niño chino de dos años fumando que me reportó un gran número de visitas y un gran número de comentaristas “hoygan” dejaron su impronta en el blog.

Marzo:
Seguía por Dublín pero sin contar nada interesante de mi experiencia y es que creo que mi experiencia dublinesa esta marcada por ser un año interesante y divertida sin que pasasen cosas realmente notables en él. Aproveche para retomar historias pasadas, como mis experiencias con los agentes de la ley o hablar de recuerdos pasados.

Abril:
Un mes con tan solo tres posts, pero los tres importantes. Me despedía de mi Olympus e-450 que tantas alegrías me ha dado y con la que me inicié en el mundo de la fotografía reflex, un apasionante mundo que me ha hecho ver todo con otros ojos y en el que he descubierto una apasionante afición, me despedía con un post de las últimas fotos de la cámara. Realicé una reflexión sobre independizarse o no, con la que parece que mucha gente estuvo de acuerdo y a día de hoy sigo pensando exactamente lo mismo, resumiendo que muchos jovenes no se van de casa porque son más cómodos que nada. Y por último se acabó el “craic”, la experiencia irlandesa llegó a su fin pasándose en un pispas. Sin ser del todo consciente de la pena que me daba deje la casa, Dublin, los amigos y demás cosas que echaré toda mi vida de menos, un año de mi vida realmente interesante. La pena de cualquier modo se veía difuminada por las perspectivas del siguiente destino, Japón.

Mayo:
Fue un mes de reflexiones, que si el tabaco o las colas en España. Yo creo que motivadas por la vuelta de nuevo al país nativo y percatarse de sus problemas. También hablé de mis despedidas tanto de la de Dublín, como de la de Hiroko, que marchaba para Tokyo. Una experiencia agridulce ya que Hiroko se iba de avanzadilla y era un primer paso para nuestro viaje pero también era el comienzo de casi 5 largos meses separados en la distancia. Ya comenzaba a resonar el tema de Tokyo por aquí y Tokyo por allá.

Junio:
Celebramos cumples con mis amiguitos y fue una excepcional ocasión para juntarnos unos pocos, aunque como siempre una lástima ya que era complicado conseguir valientes para continuar la aventura por la noche. Le dije adios a mi pasaporte que me contó que fue de su vida y comenzó la vida de otro nuevo que ya comienza a acumular historias que contar dentro de 5 años. Y me fui de viaje a Turquía con mi amigo Sebas, al que quiero un montón, fue sin lugar a ddas una genial escapada de 10 días.

Julio:
Ya llego el verano, ya llego la fruta… y el que no se agache… xD Este mes llego con un cambio de servidor, por razones que no vienen a cuento. La página demandaba más y tuve que dárselo, algo más de gastos pero no estoy dispuesto a dejar de lado el blog de alguna forma se le sacará dinero en algún momento para que sea autosostenible 🙂

Comencé a terminar los papeles para Japón que ahora se que terminará de completarlo todo a finales de Diciembre, una odisea digna de ser contada y que se merece su propio post sin dudas! También comenzó el mercadillo friki, donde comencé a vender todo lo que no podía/quería llevar a mi nueva vida en oriente.

Intenté ganar un viaje al Caribe, pero me vi superado por Flapy y ya puestos decidí tratar de ayudarle a ganar y por suerte lo hizo 🙂 Decidí volver atrás y dejar este blog como lo que fue al principio, mi blog personal donde pongo lo que me da la gana. Ésta es la forma en la que disfruto realmente de ser bloguer.

Agosto:
Madrid seguía caldeandose y yo seguía mi camino a Tokyo con preparaciones múltiples. El mercadillo continuaba en pleno apogeo, nos fuimos de escapada por el Reino Unido Javi, Pablo y yo. Y por fin enviamos los papeles para el visado japonés.

Recibí fotos de mi nuevo teléfono, un iphone que es mi actual teléfono y con el que estoy más que contento. Es sin dudas mi mejor teléfono hasta la fecha (y he tenido muchos… incluyendo androids, windows mobiles, blackberries y demás). Hablé sobre la sociedad podrida por la picaresca que es España, creo que fue una buena reflexión y fue secundada por muchos. Quizá demasiados, meneame vertió sobre mi miles de visitantes por hora y mi servidor que no estaba aún correctamente configurado no dió más de si. Expliqué lo que estaba harto de explicar ya tantas veces, el cómo y el porque me voy a Japón aún y con todo aún sigue habiendo gente que me lo sigue preguntando. Y me hice un gafotas, aunque solo me las pongo muy de vez en cuando y es que no veo mal.

Septiembre:
Llegó el mes, un mes en el que todo cambiaba mi vida se desplazaba hacia oriente y todo comenzaba de nuevo. Hubo varias reflexiones sobre este cambio todo estaba lleno de ilusión pero sazonado con una buena ración de vertigo. Una de las incógnitas se despejó al ya tener una casa en Tokyo. Ya por fin me fui para allá, me instalé e incluso salí en la tele! y ya con algo más de tiempo me empecé a adaptar.

Con nocturnidad y alevosía me corté el pelo para comenzar con una nueva vida, aunque tardé casi un mes en contarlo y en mostrar el resultado.

Octubre:
Me compré una nueva cámara para sustituir a mi Oly, una Nikon D90 que es fiel compañera y con la que estoy übercontento. Comenzaron las reflexiones que se harían constantes sobre el paso del tiempo. Compramos unas entradas para en Diciembre ver a Mongol 800. Me propuse ver todas las películas de Studios Ghibli y aún estoy en ello. También forcé mucho la maquinaria y me fui forzado a bajar una marcha porque no daba de sí.

Noviembre:
Ya me integré de verdad con la vida nipona. Conocí gente y comencé a hacer muchas cosas, es un mes marcado por juergas y más juergas, comilonas, más comilonas y conocer gentey ver cosas en Japón. Es lo que predomina en el blog. De nuevo las reflexiones sobre el tiempo fueron constantes y tenía la sensación de estar viviendo a 250km/h.

Diciembre:
Hice escapadas, aunque aún no hable de todas. Hablé sobre mi clase y compañeros con los que estoy muy contento. Seguí haciendo fotos sin parar (y creo que mejorando algo…) y hablé sobre la reventa de tickets en Japón. Y por último una nueva reflexión que de nuevo tiene mucho que ver con el tiempo, en este caso la muerte.

Por último tuve una ajetreada vida en Tokyo. Preparar una entrega de la universidad, preparar los 4 exámenes de japonés que tuve y hacer la mudanza ya que dejábamos nuestro piso en Shinjuku, además de la maleta para volver a España. Exausto cogí mi avión de vuelta arropado por la felicidad de haber sacado 90/100 en mi curso de japonés. Pero al llegar me daría de bruces con la realidad ya que me habían perdido la maleta con todos los regalos de Navidad dentro. No apareció hasta 6 días después, sana y salva (menos mal!). Desde entonces todo han sido comilonas y encuentros familiares y de amigos.

Valoración:
2009 ha sido sin lugar a dudas un año importante en mi vida, probablemente el que más hasta la fecha. Dentro de los altibajos normales creo que ha sido un buen año y creo que estoy dentro del camino que en su día me marque y creo estar recorriendo como quiero hacerlo. Es un año marcado por el cambio, una evolución camino de lo que me estoy convirtiendo ahora que espero que termine de ciajarse en 2010 donde lo que principalmente quiero es asentar algo mi vida y dejar de ser un nómada, aunque sea por un tiempo que uno se cansa de ser un caracol con la casa a cuestas y el corazón a rastras.

3 comentarios en “Y esto fue el 2009…

Los comentarios están cerrados.