Viaje a Napoli (Parte 1): El tren

Pues vaya al final no he conseguido conexión en mi viaje, pero si que he escrito un montón de cosas para no empacharos os lo voy soltando pastillitas con sus fotos y esas cosas, iré en orden y lo primero el viaje en tren:

Bueno chicos como ya os comenté este fin de semana tocaba pasarme por fin por el sur de Italia, en concreto Napoli, así que aquí estoy ahora en la habitación del hotel tras un día intenso tras un viaje largo duro y no exento de contratiempos.

La idea es que ibamos a asistir a un pueblecillo cercano a Piacenza para celebrar una cena de cumpleaños de Alice. Sin embargo la cosa se alargo (los italianos son peores que los españoles), al final no llegamos ni al antipasto (aperitivos), el pobre Giancar nos llevo a la estación y luego se volvió espero que no llegasé demasiado tarde. Bueno allí estábamos en la estación con un hambre terrible. Como teníamos un rato antes de que partiera el tren decidimos meternos una cena en un restaurante chino, ya que era lo único abierto a esas horas, le pedimos a la camarera que nos lo trajera todo en plan chino veloz que teníamos que coger un tren así que dicho y hecho a los 15 minutos salíamos con la panza llena.

Entonces fuimos a la estación esperando el tren y esperando coger sitio juntitos en el tren y si podiamos coger dos cada uno mejor. Bueno en un principio la idea era coger un tren cama, pero se acabaron las plazas. Al llegar vimos un panorama bastante peculiar y es que el tren estaba hasta los topes, era lo más parecido a un tren de los que iban a los campos de concentración. Tras una hora de negación vimos que no nos quedaba otra que tendríamos que pasar noche tirados en el pasillo (eran 10 horas de tren) así que nos acomodamos. Al rato gracias a una simpática azafata Hiro consiguió sitio en un… como se llama en los trenes… camarote no es 😀 Bueno en una habitacioncita. Yo me quede fuera y me dedique a hacer fotos, pues pasaron muchas cosas.

tren

Como siempre lo mejor verlo con fotos. En estas condiciones se encontraba el pasillo, llenito de gente tratando de dormir.

tren

Luego una paradita en una de las estaciones y yo hice unas fotillos sacando el cuerpo por la ventana.

Nota: Estoy escuchando la tele española en el hotel la TVE internacional o algo así estan pasando una gala de no se que de la Rioja, pero la cuestión que acabo de escuchar una tia que llama gana un concurso y dice viene muy bien estos 6mil euros porque la semana que viene vamos a comprar un porche así que no veais lo bien que viene… Joder que mal repartido esta el mundo que gente así se lleve 1 kilo de las antiguas pesetas. Bueno continuemos…

Escalador

A mitad de la noche la gente se comenzó a posicionar, porque ya estabamos hasta los mismisimos de no dormir. Sin duda el más original fue este tio que se encaramo como spiderman y se subio a donde las maletas que estaba como a dos metros y pico de altura y era bien estrecho, pero lo mas increíble de todo los ronquidos que se pegaba el tio.

dormitando

Y según fue avanzando la noche la gente se posicionaba mejor. Y vino el revisor y estos se hicieron los dormidos a ver si colaba. Al fina tuvieron que pagar pero solo pagaban el billete no multa, decían que iban a Roma y que se habían montado hace poco así que pagaron bien poquito y bajarse se bajaron en Napoli (la última parada).

sentado

Al llegar a Roma se bajo en bloque prácticamente todo el vagón y nosotros nos posicionamos en un departamento… aun no me sale la palabra… en una habitación de estas para nosotros solos, se posicionaban los sillones y se montaba una especie de cama increíble. Así pasamos dormitando nuestras tres ultimas horas de viaje.

Por la ventana

Ya con mejor cama después de dormir un poco.

Haciendo el congrio

Si se me nota recuperado eh…

Estación

Y ya llegando a Napoli… que emoción…

Y ahora llegan las conclusiones, este tipo de viajes es bueno cogerlos desde el principio es decir desde Milano que es donde salía para así posicionarse bien, ahí hubieramos cogido “camita” desde el principio. Nosotros esto lo sabíamos pero lo sacrificamos por la cena, una jodienda no cenar al final. Y luego que en ese tren se colaba tol mundo, la gente creaba mareas cuando venía el revisor. Y a muchos no les pillaron y a los que pillaban pagaban menos que lo original. Algo no funciona que gente que tiene su billete pagado vaya en pasillo por culpa de otros que no pagan. Y más aun que pasa que trenitalia no controla plazas para que estas cosas no pasen, bueno. El caso ya llegamos a Napoli ya hemos pasado un intenso día que intentaré contar ahora en un segundo post que a ver si llego a escribir ahora a pesar del sueño.

2 comentarios en “Viaje a Napoli (Parte 1): El tren

Los comentarios están cerrados.