Un tío con suerte

Debo ser un tio con suerte, mucha gente me lo dice. Me lo decían allá por los 18 años cuando comencé a echarme la mochila al hombro y escaparme con vuelos de bajo coste a recorrer Europa, cuando poca gente de mi edad se animaba a hacerlo. Cambie las vacaciones en el pueblo por un inter-rail por Europa o una ruta con easy-jet por el Reino Unido. Después viví en Italia, Irlanda y ahora en Japón. Durante este tiempo cuando le cuentas esto a la gente muchas veces la reacción suele ser, que cabrón, que suerte tienes. En éste mismo blog mucha gente me lo dice en repetidas ocasiones.

Y yo así lo creía, soy un tipo con suerte, wow! Hasta que viaje a Argentina (vaya suerte no?!), un mes de viaje de ensueño que se convirtió en mi mejor viaje hasta la fecha, no solo por el sitio, si no por las circunstancias y sobre todo la compañía. En ese viaje nos perdimos por las profundidades de Argentina, esos lugares donde los turistas habituales, esos que van para un viaje de 1-2 semanas y que se limitan a Buenos Aires y el Perito Moreno no ven. En esos momento perdidos conocíamos a muchos mochileros auténticos, de los que se dedicaban a recorrer mundo como hizo Ignacio Izquierdo. Y uno de estos fue un tipo, vasco si mal no recuerdo, que me recordaba a mi amigo de la infancia Jaime, tanto en la cara como en los gestos, como en la forma de hablar. Fue compañero de viaje nuestro durante unos cuantos kilometros de subida hacia uno de los glaciares perdidos en la montaña. En una de las paradas nos contó que era un comercial exitoso en España hasta que se dio cuentaquee tal espiral de exito y dinero no le llevaba a ningún sitio. Necesitaba parar un poco, recapacitar y reconducir su vida. De esta forma se fue con su mochila y cuatro cosas al hombro a recorrer el mundo en un viaje de 6 meses. Un viaje de 6 meses de los que ya llevaba vividos 9. Si la cosa se estaba alargando bastante y solo llevaba el continente de América, su siguiente salto sería a África.

Ante esto y nosotros embriagados por el aroma y la libertad del viaje no podíamos si no sentir una profunda envidia y por tanto decirle, jue que suerte tienes tio, nosotros solo viajaremos para un mes ya nos gustaría continuar la aventura. Cambio algo su alegre semblante para contarnos algo, una lección de la vida que siempre recordaré. Nos dijo: “No tengo suerte, no me ha tocado la lotería ni nada por el estilo, esto simplemente ha sido una decisión en mi vida. Si crees que tengo suerte y que es mejor que lo que tu tienes, haz lo mismo.” Tras un par de minutos más el se cansó de descansar y emprendió la subida, nosotros nos quedamos con sus palabras retumbando entre nuestras cabezas y la inmensidad de las montañas.

Las palabras siguen retumbando ahora igual que entonces, ahora entre rascacielos de Shinjuku, marabuntas de asiáticos o templos entre bosques milenarios. Esas palabras me repiten una y otra vez que no es suerte lo que tengo, simplemente en cierto momento de mi vida decidí vivirla así. Ignacio Izquierdo llego hace nada a Madrid, su ciudad tras 533 de viaje de “Vuelta al mundo”. Aquí os recomiento encarecidamente que antes de seguir leyendo lo que yo pongo os leáis todos su post en el que cuenta su vuelta tras 533 días: Ignacio Izquierdo, de vuelta

Bien, un genial post no? Pero me quedo con una de palabras suyas:

Ahora los recuerdos se apelotonan, como si hubiera estado muchas veces de viaje, sin darme cuenta de que ha sido uno solo. Hace un año y medio que me fui de aquí, sacrificando muchas cosas. Muchos momentos importantes en mi vida cercana en los que no he podido estar, que no he podido compartir con la gente que me importa.

No se puede tener todo y por lo tanto no me arrepiento. Fue una decisión consciente. Sé que soy un privilegiado simplemente por haber tenido si quiera la posibilidad de plantearme hacer algo así. Para mucha gente no es solo impensable, es también imposible. Cada situación tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ninguna situación es completamente ideal. Al igual que en un día a día rutinario pasar tanto tiempo de viaje tiene sus días fantásticos y emocionantes, pero también sus días aburridos, horribles y en los que nada te sale bien.

No se puede tener todo, se elige y has de estar contento con tus decisiones, sabiendo que al decidir una cosa desecharas todas las otras y dejarás muchas cosas atrás. Yo hoy por hoy soy feliz en Japón estoy donde quería estar. Sacrifico la comodidad que tenía en España, el no tener problemas con el idioma, la cultura, el trabajo, etc. sobre todo sacrifico los momentos cercanos como los llama Ignacio, el poder estar con mi familia, con mis amigos. Pero hoy por hoy he decidido esto. Los sacrificios no empezaron aquí, comenzaron cuando decidí venirme a Japón, hace ya 5 años. Sacrifiqué el poder tener todas las cosas que podría tener, mis amigos se compraban enormes televisiones de plasma y vivían en buenas casas. Mientras yo lo hacía en una casa de menos de 30 metros cuadrados y con la pantalla de mi ordenador. Y aún con todo más feliz que una perdiz porque tenía un objetivo.

Ahora cuando la gente me dice que que suerte tengo de estar aquí me suena un poco a insulto. Recuerdo los 4 años de ahorro, el año y pico de estar lejos de mi familia y amigos, los esfuerzos para aprender idioma y cultura… He pagado un alto precio por estar aquí, un precio que cualquier que quiera venir de verdad puede hacerlo, pero claro quizá a tan alto precio no queramos pagarlo. Entonces quizá no fuera la suerte lo que me trajo hasta aquí, si no la ilusión y las ganas.

Eso si, reconozco que si tengo suerte, en realidad mucha. De haber nacido en el primer mundo, de haber nacido en ésta epoca y no hace 50 o 60 años y demás cosas. Acepto de buen grado que mi abuela me diga que que suerte tengo, que me lo diga uno de los indígenas que conocí por el Norte de Argentina que se moría de envidia porque visitaríamos el sur de su país que el nunca podría permitírselo… Pero no acepto que me lo diga un compañero de universidad o un vecino de mi edificio 😉

73 comentarios en “Un tío con suerte

  1. Me ha encantado y pienso que la suerte se tiene pero casi siempre se busca.
    Yo digo siempre que la virgen se le aparece siempre a los mismos pastores y es que hay que estar predispuesto a que la virgen se te aparezca.
    ciaooo.

      1. sefanız olsun canım. bizimki ÅŸimdilik Kaau2r&#8s17;yla çok haşır neÅŸir olamadı ama büyüdükçe anlayacaktır kıymetini. tabii henüz öyle uzun uzun kalmamış olmasının da etkisi var tabii… büyüyüp, bizden ayrı zaman geçirmeye baÅŸlayınca olur herhalde

  2. Buena reflexión, hace poco yo también tuve una parecida al ver lo feliz que soy viviendo en Japón. Después de vivir un año en Asia y regresar a España tenía claro que merecía la pena sacrificar algunas cosas por volver aquí, que es donde quiero estar.

    Cuando regresé a España después del año que pasé en Vietnam muchas personas me decían qué suerte tienes por haber vivido en Asia y haber viajado a tantos países pero yo veía a mis amigos/as de toda la vida felices con su novios/as (sin las complicaciones de tener que dejar atrás una relación por abandonar un país), a mis compañeros de universidad con sus BMW y sus importantes puestos en importantes compañías, a gente de mi edad que ya tiene un piso a medio comprar y en cambio ¿qué es lo que tenía yo? Una maleta llena de postales, un disco duro lleno de fotos y una memoria llena de recuerdos. ¿Merece la pena? Para mi sí, y por ello no dudé en renunciar a un puesto de trabajo cómodo en Madrid por otra oportunidad de venir a Asia con una beca.

    No se puede tener todo, hay que sacrificar algo si se quiere ver mundo, renunciar a lujos por billetes de avión; y sacrificar aún más si se quiere vivir expatriado: familia, amigos, comodidad del lenguaje, calidad de vida, seguridad de un trabajo estable, etc. Sólo tenemos una vida y cada uno decide cómo vivirla, se puede ser feliz de muchísimas maneras pero en ningún caso es cuestión de suerte, es cuestión de lanzarse a hacer lo que uno quiere.

    Saludos

    1. Me han gustado mucho esas palabras, Alberto!
      Te escribo desde Nerima, después de llegar a Japón en el 2005, volver a España y después de un año volver a Asia, así durante todos estos años. Llegué a la conclusión de que ya nada, ni la supuesta radiación del agua ni los gilipollas de inmigración (todavía me queda 1 año de visado) me sacarán de aquí. Pero lo más gracioso es que mi mujer japonesa está haciendo lo mismo pero a la inversa, en España; vive con mi madre y 3 niños. Al fin y al cabo nunca fui tan feliz aquí como ahora que estoy solo en Tokio con 28 años.

      1. Coooomo? Tu estas aquí y tu mujer japonesa allí con tu familia? El mundo al revés 😉 Suerte con tu aventura! 🙂

  3. Si señor, totalmente de acuerdo, me ha gustado mucho. Yo de un tiempo a esta parte tengo la teoría de que la suerte existe, pero que confundimos su significado. Con las putas que lo he estado pasando yo los últimos meses, no veas lo de cerca que me ha tocado tu post.

    Suerte es que te encuentres un billete de diez mil yenes en la puerta de tu casa porque lo ha perdido alguien y el viento lo ha hecho volar hasta ahí.

    Suerte no es que te puedas permitir vivir en Japón, ni que hayas aprobado cierto examen, ni que hayas podido hacer no se que viaje. Eso en mi pueblo se llama recompensa.

    El problema es que hay gente que no es capaz de mover un dedo por nada… hace poco me dijeron “que suerte tienes de poder hacer Parkour”… ¿suerte?, ¿qué pasa? ¿que sólo en los parques de Tokyo hay paredes pa subirse y barandillas pa saltar?. Lo mismo con todo lo demás, no es suerte, es determinación.

    Ahora que igual son peor los que tratan de quitarte la idea de hacer cosas de la cabeza… pero bueno, eso es otro tema…

    Un abrazo!

    1. Si cierto, la suerte existe como dices. Si estuviera aquí porque me hubiera tocado la lotería o por ser hijo de Bill Gates, tendría suerte y no lo negaría, pero creo que no es el caso. Todos los que estamos aquí nos lo hemos currado 🙂

      1. Sí, de una forma o de otra los que estamos en Japón nos lo hemos currado, venir aquí no ha sido gratis ni fácil ni cuestión de suerte. De hecho, ni siquiera lo es quedarte una vez llevas un tiempo aquí, como le ha pasado al amigo Oskar. Hay tener una fuerte determinación por perseguir lo que uno quiere, al final la vida da recompensas.

  4. Cuando empecé a leer tu post yo ya tenía en mente decirte esto (que luego ya lo has dicho tú y ya no tiene tanta gracia): No tio, tu no tienes suerte, lo que tienes es que los tienes bien puestos!

    Suerte como dices de haber nacido en esta época o como dices que te lo diga la abuela o tal si es aceptable, pero alguien que está en las “mismas circunstancias” que tú no puede decirlo.

    Efectivamente yo también lo veo como una cuestión en la que aceptas “pagar cierto precio” como el tema de las no facilidades con el idioma, cultura etc.

    Por eso tampoco me gusta cuando la gente dice que tiene envidia (sana) de otra persona. Creo que la envidia “sana” no existe, que simplemente la gente no tiene las narices de moverse y que quiere que le den todo mascado y machacado y que se lo sirvan en bandeja y entonces cuando ven que otra persona consigue lo que ellos querrían porque se lo han currado va y dice eso de “Te tengo mucha envidia, pero de la sana ¿eh?” Y entonces envidian de mala manera lo que ellos no son capaces de hacer.

    perdona, que al final se me ha ido la pinza por las ramas!

    Que eso, que no es que tengas suerte! Es que has tomado una serie de decisiones y te lo has currado xD Y te admiro por ello 😛

    1. Interesante reflexión, jeje yo también siempre que alguien dice lo de envidia sana me rio un poco porque al final siempre es envidia. Pero bueno en realidad supongo que no es otra cosa más que te alegras porque la otra persona este haciendo lo que este haciendo lo que esta haciendo.

      Y gracias por las admiraciones, pero bueno en realidad es lo que tu vas a hacer dentro de menos de dos meses 😉

      1. Lo de la envidia “sana” si es un amigo (ya sabes, de los de verdad) si que pienso que es que te alegras. Pero cuando no es un amigo de verdad y de cirtas personas… ahi ya no pienso que se alegre, pienso un poco lo que he puesto antes, que es lo que le gustaría hacer pero no se mueve.

        El lunes me dicen si puedo xD Pero no se, yo en mi no lo veo tan como lo veo en ti o en otra gente xD Si, soy raruna xD

  5. Bueno, creo que mi comentario va a ser un “más de lo mismo”. A mí también me lo dicen mucho, que ando viajando siempre… que he vivido en Japón y en China, que conozco muchos paises…

    Yo también creo que es una recompensa por el esfuerzo de un duro trabajo, que es muy importante tener un sueño y perseguirlo… que el tener un objetivo no te hace perder el rumbo… pero también creo que hay también hay un factor suerte en algunas cosas, como tú ya has comentado : tener una familia que te quiere, amigos que te apoyan, gente que te ayuda (aunque sea en un momento dado y no los conozamos), que nunca nos haya pasado nada cuando hayamos estado en situaciones de riessgo… todos los factores cuentan…

    Nunca me sentiría mal o me sonaría a insulto que alguien me lo dijera, quizá porque yo solo muestro el lado bueno, y el malo me lo guardo para un círculo de personas muy reducido, la gente no sabe ver todo el sacrificio que hay detrás de lo que se ha ido consiguiendo…

    Lo importante es que seguimos aquí… seguimos soñando, seguimos teniendo objetivos que mueven nuestras vidas y… ¿sabes qué?… nos tenemos los unos a los otros, y para mí, es realmente una suerte, tener un amigo como tú… por cierto… ¡te debo 2000yenes o un buen yakiniku! 🙂

    Un abrazo !

    1. Que bueno leerte por aqui! 🙂 Pues si estoy de acuerdo contigo, aunque eso si, creo que lo que dices de que es tener suerte tener unos buenos amigos, familia o gente que te ayuda… creo que eso tampoco es un factor de suerte. La gente que nos rodea nos rodea porque si no por algo. Como mucho la familia más cercana que esa si que no la eliges y es cuestión de suerte. De todos modos si tienes una buena relación con tu familia tu también habrás puesto algo de tu parte no?

  6. Bueno, pues yo digo casi lo mismo que ya ha dicho el resto de gente xD

    No me había planteado de esta manera la frase de “vaya suerte que tienes”, porque yo algunas veces la he dicho, y lo que has escrito tiene toda la razón. Como ha dicho Oskar, tener suerte es encontrarte un billete de 10.000 yen tirado en la puerta de tu casa, pero si realmente tienes ilusión y convicción por hacer algo, entonces simplemente hazlo, aunque eso te suponga algún que otro sacrificio como dejar a la familia y a los amigos. Como diría mi madre: quien quiera peces, que se moje el culo xDD

    Es muy cómodo tener tu casa, tu trabajo estable, tu pareja y todas esas cosas imaginando cómo podría haber sido tu vida si hubieras realizado aquéllo con lo que siempre soñaste. Pero suele decirse que al cabo del tiempo te arrepientes más de lo que no has hecho que de lo que has hecho.

    En fin, que me voy por los Cerros de Úbeda; buen post que te hace reflexionar 😉

    ¡Saludos!

    1. Claro, la gente quiere los beneficios de las cosas, pero no el esfuerzo que conlleva conseguirlo 🙂 Ains… creo que hoy voy a echar la lotería! 😛

  7. Te sigo a traves de los feeds desde hace ya un tiempo y este es sin duda el post que mas me ha gustado.

    La suerte es para quien esta dispuesto a sacrificar cosas por lo que desea y si haces lo mismo que todos los dias nada cambia.

    Un saludo

    1. Vaya, que honor que parezca que este post os este gustando tanto, incluso para los que me seguís desde lo feeds salgais de las tinieblas a hablarme 🙂 En serio, me hacen mucha ilusión estos comentarios.
      Muchas gracias!

    1. Si, mucho más políticamente correcta 😉 Y si es cierta, aunque bueno no también hay gente que si se lo ha montado bien! que pringaete que soy jeje

  8. Totalmente de acuerdo, y por supuesto que se me ha escapado esa frasesilla, pero como bien dices no es suerte si no que siempre se ha hecho algo para conseguirlo. Más que suerte podríamos llamarlo “determinación”. Un saludo.

    1. добрый день пожалуйста подскажите какие лекарственые препораты можно принемать при болях в д¾Â¾ÃÂÂÿ¶ÐµÐ»ÑƒÐ´ÐÂÃчной железе и печени если удалён желчный пузырь ответы отправте на Email

  9. Todos los que solemos viajar sufrimos el ¡vaya suerte tienes!, lo que pasa es que lo aceptas sin más explicaciones porque por lo menos para mí, no merece la pena discutir o explicar cómo y por qué tú haces lo que haces y el precio que has pagado para llegar hasta ahí. Eso no quiere decir que en determinadas circustancias no se pueda tener un punto de suerte, que también los he tenido, y que por cierto vienen de puta madre.

    Un abrazo !

    1. Totalmente cierto, bienvenida sea la suerte 🙂 Y si también esta claro que no ando discutiendo con la gente con esto 🙂

  10. Buen post, tienes razón. Para mi, visitar Japón es algo envidiable, pero vivir aquí no es algo que me envidie mucha gente. Vivir en un país tan distinto, con un cambio tan radical de idioma y cultura, no es nada fácil. Envidiable es ir a los sitios a hacer turismo, pero dejar tu país, tu familia, amigos, trabajo, etc… no es sencillo. Mis conocidos lo saben, y nadie me dice “que suerte” por vivir aquí, sino que me dicen “que suerte si nos vemos cuando vuelvas”.

    Genial post, de nuevo

  11. Un gran post, Morrison. Me ha gustado y emocionado. Si eres un tío con suerte es porque te lo mereces, porque también eres uno de los mejores que he conocido.

    Un abrazo fuerte.

    1. Jue que bueno verte por aquí y que además me digas cosas tan bonitas tonto 😛 en 43 días voy pa allá! reservame un día para birrear!

  12. Tengo en una altísima consideración a las personas que tienen sueños, consiguen verlos como algo real y posible, y luchan hasta las últimas consecuencias para que se vean cumplidos… A mi parecer, tú eres exactamente de ese tipo de personas, así que… ¡¡Mi más cálida enhorabuena!! =)

    1. Bueno a ver tampoco me pongais en un pedestal eh 😛 que soy más imperfecto que la mitad de los que estáis por aquí, o el que más incluso 😛 Pero vaya que gracias por las palabras, me tenéis abrumado con los comentarios de este post 😛

  13. quizas la suerte sea tener la determinacion de tomar decisiones. Lo que esta claro es que si no haces nada las cosas no van a venir a ti solas.
    Muy buena reflexion, ademas de las que nos ayuda.

  14. Efectivamente la suerte se busca y para encontrarla tienes que poner mucho de tu parte. Y hay que soñar, claro que si, si no menudo aburrimiento, pero con los pies en los sueños y luchando (como tu lo estás haciendo) por conseguir que esos sueños se hagan realidad.
    Pero también existe la suerte por sí misma y no me negarás que tu eres un tío sortudo…
    A mi una de las frases que más me fastidian es la de “pero qué bien vives” que más o menos viene a ser lo mismo que lo de la suerte pues suele ser gente de tu mismo entorno, mismo poder adquisitivo, o mucho más, pero que tienen otra forma de entender la vida. En fin, que me enrollo.
    ¡Que te vaya bonito! y hasta dentro de cuarenta y pocos días 🙂

  15. Me ha gustado el post mucho. Conozco muy bien el esfuerzo que has tenido para conseguir lo que otros llaman “suerte”, y de alguna manera me he sentido muy identificado en muchos de los casos. Me quedo con tu frase de “No se puede tener todo, se elige y has de estar contento con tus decisiones, sabiendo que al decidir una cosa desecharas todas las otras y dejarás muchas cosas atrás” y la aplico a mi propia vida. No me arrepiento de mis decisiones, a pesar de que en los últimos 2 años he tenido que tomar unas cuantas importantes, y algunas no me han salido bien del todo. A veces, cuando le hablo a los chavales, les digo que en la vida hay que conformarse, pero sin ser conformista. De esta manera les quiero explicar que tenemos que estar orgullosos y felices de lo que tenemos, pero que sin egoismo y sin ansiedad, debemos de tener ilusión por mejorar.

    Tengo ganas de verte.
    un abrazo

    Seb

    1. Gracias por el comentarios Sebostión, me ha gustadp mucho, yo también tengo unas ganas terribles de verte 🙂

  16. Muy buena primo!

    La suerte es tenerte a ti. Aunque sea a cientos de km de distancia siempre sabremos que estas ahí!

    Un abrazo gordo

  17. Me ha gustado mucho, en ocasiones me planteo si existe la suerte o solo el desencadenamiento de infinitas decisiones acertadas o no.

    Este chico tomo una decision valiente que le ha dado mas experiencias que en toda una vida trabajando como comercial.

    Todo es tan subjetivo que para alguien tener un trabajo fijo y una casa en el pueblo es la felicidad suprema. Otros queremos mas…

    Aun asi yo te conozco y se que eres un tio con suerte, eso no te resta merito en todo lo que estas consiguiendo.

    Un abrazo desde Marsella!

  18. Antes de nada saludarte, te conozco de la universidad, y encontré el blog por casualidad hace tiempo 🙂 Me alegró mucho como te va la vida y espero que sigas contando lo que vives por aquí.

    Al tema, es una frase muy repetida por la gente cuando haces algo importante o que destaca. Realmente yo no me lo tomo a mal, más bien pienso que la expresión “que suerte tienes” es la abreviatura de “que suerte tienes de tener en valor de dejar la seguridad a un lado y haberte arriesgado a X”. Es fácil no jugarsela e ir a lo seguro. Es dificil alcanzar ciertos sueños, pero peor es no intentarlo.

    Un saludo,
    Jose carlos

      1. Jajaja la ponti nos convirtió en nómadas universitarios! 🙂 Pues encantado de retomar el contacto! He visitado tu blog, muy interesante! Ese theme es el que tenía yo antes en el blog y me encanta!

  19. Me ha gustado mucho el post, lo leí hace tiempo pero no tuve ocasión de comentar. Creo que ya queda todo dicho.

  20. Me ha gustado mucho el post, lo leí hace tiempo pero no tuve ocasión de comentar. Creo que ya queda todo dicho.
    En mi línea repostera diré que para hacer las cosas en esta vida se requieren muchos ingredientes pero los fundamentales son 1/2 kilo de ilusión, 400 g. de realismo (siempre un poquito menos 😉 ) y una pizca de suerte. Mucha gente sólo se queda con esa pizca y no ve todo el trabajo que hay detrás… ¡allá ellos!

    1. Que buena cocinera siempre fuiste 🙂 Lo más dificil de todo es saber amasar bien estos ingredientes 🙂 Y como digo tu siempre fuiste muy buena cocinera 😉

  21. Excelente post! Me ha hecho pensar mucho, yo soy de esas personas con su piso recien comprado,su trabajo fijo,familia,pareja,amigos,etc,y que sigue pensando que le falta algo. Tal vez sea hora de cruzar esa línea que separa a los que envidian “tu suerte” y los que se buscan la vida que realmente quieren. Ahora sólo me falta saber qué puede hacer un empleado de banca para acabar en Japón XD. Pero al menos en mi mente ya ha empezado a cambiar algo e intentaré que cambien las cosas.
    Gracias a tí en particular por lo escrito y a todos los que habéis comentado y que me han hecho reflexionar sobre el tema.

    1. Me alegro de haberte inspirado, pero como bien dice nuestro sabio amigo de Airbag lo mismo te digo una cosa que te digo la otra 🙂 Y es que en serio es importante vivir sueños y demás, pero también hay que conformarse con lo que se tiene y valorarlo. Que muchas veces es mucho y no lo vemos, que quizá ya estemos viviendo el sueño! 😉

  22. eps encontré este post que me comentaste por twitter.
    estas palabras me ha parecido que lo define a la perfección, o al menos mi situación:
    “No tengo suerte, no me ha tocado la lotería ni nada por el estilo, esto simplemente ha sido una decisión en mi vida. Si crees que tengo suerte y que es mejor que lo que tu tienes, haz lo mismo.”

    Como bien has dicho tengo la suerte de tener una familia genial y que si no me sale bien la aventura podré volver a casa y tener un plato en la mesa, y unos amigos geniales que a la que pueden vienen a verme y me pagan las cervezas,.. y tengo suerte de haber encontrado gente genial tanto en Japón como cuando viví en Nueva Zelanda.

    Pero por vivir por aquí no, me pasó igual que a ti, amigos que se compraban casas y pedazos de teles, y yo ahorrando para venir aquí, dejando la vida cómoda que podía tener en España. Ahora vivo momentos y experiencias inolvidables pero detras hay mucho trabajo, esfuerzo, momentos duros y solitarios…

    A mi segun quien me diga “tienes suerte” me da rabia, pero supongo que yo tambien tendre un poco de culpa, ya que lo guay de Japon y en su momento NZ se lo cuanto a todo el mundo (y lo pongo en facebook,jeje) pero los momentos chungos los guardo para mi circulo cercano, y si no has tenido la experiencia de vivir fuera, supongo no los sabras…

    Pero bueno, gran post tio!! me guardo un par de frases que he visto que me han impactado!!

    Feliz año y a ver si nos vemos a tu vuelta 🙂

  23. No es suerte, es echarle huevos y ser decidido para ir y hacer lo que a ti te apetece, cosa que me gustaría poder hacer a mi pero ni soy decidida ni tengo huevos, en ambos sentidos xD

  24. En efecto, ponerse en marcha hacia alguna dirección ya supone un cambio en tu suerte. Si además en la mochila llevas un poco de atrevimiento, una pizca de ilusión y algo de inteligencia, el mundo se pone a tus pies. Entonces lo disfrutas. En efecto, tienes suerte porque los condimentos que utilizas son los adecuados para un buen guiso.

  25. En efecto, muchas cosas no son cosa “de suerte”. Hay que luchar por ellas y muchas veces hacer grandes sacrificios. Increíble que usted ya esté gozando de su “suerte”.

    ¡Que envidia!

  26. vaya…este post me ha “tocado” aquí dentro…

    llevo meses sin parar de darle al coco precisamente a este tema…a que no quiero quedarme al menos sin intentarlo…no quiero lamentar dentro de más años todavía, el no haberlo intentado…conocer la experiencia de vivir en otro pais…ese ha sido mi sueño…
    pero…si ya es difícil normalmente…imaginaos, cuando tienes una niña de tres años, un marido y una hipoteca…entonces es cuando te arrepientes de haberte dejado llevar por la corriente y acordar “tarde” qué es lo que deseas realmente… lo veo muy difícil…sobre todo por la peque 🙁
    pero no he tirado la toalla todavía, quién sabe?….y mientras tanto…os leo con admiración…
    Un beso

  27. Como decía. A mí también me ha dado qué pensar este post. Ha sido casualidad que, en un rato de ocio, me puse a mirar varios blog de gente que vivís fuera de España, éste ha sido uno de ellos y me ha dado qué pensar.
    Dices que es sacrificio, quitar el poder hacer unas cosas y cambiarlas por otras, fijarse un objetivo para poder cumplir un sueño, y sí, es cierto. Pero hay más que sacrificio, quizás el tema no esté en llamarlo suerte, pero sí que te puedo asegurar que es lo que tienes alrededor, y es que alguien que no tiene un entorno adecuado no puede, en la mayoría de los casos, conseguir lo que sueña, es así de triste (no estoy mencionando los medios, ojo).

    Hay mucha gente detrás de cada sueño, aunque no lo parezca, que hace que, aunque no sea directamente, puedas cumplirlos. Gente que te ha apoyado y te ha incitado a seguir adelante, y si alguien te ha puesto la zancadilla por el camino, aparte del coraje de seguir adelante para conseguir tu objetivo, ha habido gente detrás que si hacía falta, te habrá dado el empujón (o eso quiero pensar).

    Yo también tengo un sueño (en realidad muchos, como todos) y ahora ando detrás de él. Después de años, por fin he juntado el valor y he decidido hacer oídos sordos y estudiar chino. Sí, chino, ese idioma que a mi alrededor hace que yo parezca una friki enferma y me digan que pierdo el tiempo, y el dinero y muchas cosas, ese idioma que hace que vaya a tener un grupo de personas que “quieren lo mejor para mí” y van a estar haciendo lo contrario, que es quitarme los ánimos y la ilusión. Este es uno de esos ejemplos donde como ves, entra más que el tener ánimos, y medios, y sacrificios. Entra el tener un ambiente donde la gente que te aprecia no te ponga la zancadilla. Evidentemente hay otras cosas que pueden serme un lastre, pero aquí estoy intentando luchar por ellas.

    Yo lo que defiendo (y últimamente parece que tengo que comentarlo mucho cada vez que, por esto del mundillo del anime/manga a la peña adolescente que voy conociendo) es que hagan lo que realmente quieran y no lo que quieran otros. Me asombro de la cantidad de gente que actualmente hace las cosas porque les han dicho que las hagan, la verdad.

    Vamos, dejo de echar el rollo, la conclusión es que sí, has tenido que luchar y sacrificar muchas cosas, pero valora mucho lo que has tenido y tienes alrededor y no lo dejes escapar, porque es una parte de lo que ha hecho y seguirá (seguramente) haciendo tus sueños realidad.

    Un saludo 😉

    1. Vayamos por partes 🙂

      Lo primero es que la opción de estudiar chino es una opción muy acertada en mi opinión. El chino dicen que es una lengua más sencilla que el japonés y eso teniendo en cuenta que nuestras lenguas nativas son tan distintas al japo o al chino se agradece. Además esta teniendo una explosión muy fuerte a nivel turístico y demás. China se esta expandiendo de lo lindo y lo seguirá haciendo. Dentro de 5 años el manejarte en chino te dará una ventaja competitiva muy importante.

      En segundo lugar estoy parcialmente de acuerdo contigo. Tu entorno te ayuda a conseguir los sueños y dependiendo de la ocasión te ayuda en mayor o menor medida. En eso estoy totalmente de acuerdo, si bien no creo que la formación del entorno sea algo que sea dependiente de la suerte. Yo personalmente creo que la suerte deja de existir en el momento de la lotería de en que lugar naces, a partir de ahí todos somos personas que nos labramos un mejor o peor futuro con las herramientas que nos han dado. En la sociedad actual se da importancia al grupo al entorno, pero a veces creo que se pierde el tema de la fuerza individual. El individuo tiene fuerza y su fuerza de voluntad le lleva a hacer cosas y para ello el moldeará su entorno para que lo que el quiere salga adelante.

      Tu ves empujones y zancadillas como algo positivo y por eso tiras adelante. Hay gente que le dan un empujón y se agobia porque cree que le han puesto expectativas altas y abandona su sueño. O que le ponen una zancadilla y decide dejar el camino. Por estas cosas por encima de los empujones o zancadillas (que claro que influyen) debe estar tu fuerza de voluntad. O al menos esta es mi opinión personal al respecto.

      Yo soy muy de hacer planes de marcarme una meta y unos hitos por el camino. Hace ya 6 años y pico dije, me voy a ir a vivir a Japón. Para ello voy a: trabajar 2 años en España,irme a vivir un año y pico a Irlanda. Volver a España y de ahí a Tokyo. La gente me decía que hacía cuentos de la lechera y tal que no podía hacer planes a tan largo plazo. Las cosas fueron pasando y yo fui cumpliendo el calendario en bastante medida.

      Como digo de camino viví en un piso de 500 euros compartiendolo entre dos y no me compre ni una consola ni una televisión ni un coche de los que mis amigos todos se iban comprando. Hoy ellos tienen una hipoteca pagada en mayor o menor medida, un coche, un trabajo… Yo solo tengo una experiencia de vida, habrá quien diga que lo hice mal, que yo no tengo nada. Para mi tengo lo que yo estaba buscando. Y aunque nunca dejaré de agradecer a las personas que lo hicieron posible no puedo dejar de pensar que al final estoy aquí porque me lo propuse y trabaje con ese objetivo claro. No soy una persona muy egocéntrica ni narcisista, pero este es el único aspecto donde me doy los meritos. Creeme que no ha sido nunca un camino fácil, he tenido muuuchas zancadillas. Y en muchas ocasiones fue dificil levantarte, sacudirte el polvo y continuar el camino. Creo que si de verdad quieres vivir un sueño debes estar dispuesto a hacer esto, con o sin tu entorno. si tu entorno no es favorable para cumplirlo… cambialo! Es otro sacrificio más para con tu sueño 😉

      (Vaya chapa) Y en fin, todo esto son solo opiniones por tanto ni más ni menos válida que la tuya, porque en esto no creo que se trate de tener o no razón, porque no la hay en realidad 🙂

      Gracias por dedicar tu tiempo en escribir aquí y espero verte más menudo en los comentarios.

  28. Lei este post hace tiempo y al releerlo sigo pensando lo mismo. Si, tienes suerte, la suerte de tener los cojones necesarios para hacer lo que muchos solo se atreven a pensar o soñar jaja y buscar los medios para hacerlo, que las cosas nunca vienen solas.
    Creo que suerte es encontrarte un billete de 500€ en el suelo XD o como bien dices haber nacido bajo una serie de condiciones (o hijo de los Hilton jaja), lo demás es saber sacar las castañas del fuego.
    Pero bueno, esta es solo mi opinión 😛

    1. Estoy de acuerdo en la suerte de encontrarte 500 euros en el suelo! WOW ya me gustaría 😉

      Pero en lo de ser hijo de los Hilton lo mismo no tanto, eso te puede dar ciertas ventajas inciales pero quiza te de ciertas taras. Me explico el tener mucho dinero puede hacer que lo aproveches a muerte y te formes de una forma brutal y dediques tu vida a satisfacerla ya sea viviendo de una forma sana y completa (con sana no me refiero a comer mucha verdura y no fumar, si no a hacer una vida sana, xD se que no me explico, pero yo me entiendo :P)…

      En fin que hay muchos ricos infelices, muchos suicidios entre famosos y demás… no tiene porque ser una ventaja por tanto esto en terminos absolutos, de hecho depende de como seas puede acabar jugando en tu contra 🙂 Muchas de las personas que han sido muy importantes y decisivas en nuestra historia inician su biografía de una forma similar… nacido en el seno de una humilde familia…

      En fin, las cartas que nos tocarón, nuestra mano fue la suerte, un buen jugador sabrá hacer que las cartas funcionen y sacar un beneficio de donde otros solo ven mierda. 😉

      1. Sip, totalmente de acuerdo, pero es eso, saber sacar partido a lo que tenemos llevando la vida de manera sana (he entendido sip sip XD), ya que tienen cierta ventaja que lo aprovechen bien leñe 😛

  29. También me siento MUY identificada con este post. Mucho. Y con muchos de los comentarios que habéis hecho y de hecho a muchos os conozco personalmente de mis años en Japón.
    Yo he sido muy feliz en Japón pero decidí dejarlo justamente por eso, por ese “no tener más que una mochila cargada de postales”. 6 meses después creo que los convencionalismos de la sociedad me pesaron demasiado (además de motivos famliares aparte) y que, aunque mis amigos se casan, tienen hijo sy a veces pienso “¿y yo qué demonios he hecho?”, la verdad es que mi vida allí me llenaba. No sé si puedo decir ahora lo mismo. Estoy en una encrucijada de mi vida y este post me ha tocado bastante.

    1. Me alegro de haberte removido por dentro, te entiendo y se que es una decisión dificil, pero personalmente creo que la decisión que tomes en estos aspectos si fue meditada siempre fue la correcta y no debería haber lugar a pensar en haber tomado la otra opción.

      Con el tiempo olvidamos razones que nos obligaron a tomar esas decisiones y les quitamos importancia y demás, pero lo cierto es que si tras mucho pensarlo tomamos una decisión no fue a la ligera, fue por al final es lo que queríamos. Y es por esto, porque fue tu yo de ese presente, el que no sabía el futuro por lo que la decisión siempre fue correcta y tu yo futuro no puede echarle culpas de actuar como actuó porque es que claro conociendo uno de los finales todo es más fácil, pero de momento los viajes en el tiempo no existen 😉

      Y además por último hay que ver la peli hasta el final, a veces el camino es duro, otras veces más y otras veces durísimo, pocas veces es todo el rato liso y cuesta abajo 😉 Pero muchas veces el camino te lleva a sitios geniales que estaban a la vuelta de la esquina y que a veces ni veías venir.

      Ánimo! y se feliz con tus decisiones, nadie te conoce como tu, decidas lo que decidas, es la mejor decisión 🙂 De verdad!

  30. Yo me compraré un velero (o velerito) y pasaré parte de mi vida navegando, ese es mi sueño desde siempre, el único que no he perdido.

    Gracias a tus sabias palabras se que hoy estoy más cerca que ayer de cumplirlo. Un verdadero soplo de aire fresco entre tanto pesimismo reinante.

    Enhorabuena por tus logros, que son solo tuyos!!, y gracias por compartir tu positivismo y determinación.

Los comentarios están cerrados.