Un gran paso en mi vida…

Cualquiera que lea este título puede pensar que estoy hablando de mi viaje a Japón, de mi cambio de vida y si sin lugar a dudas eso ha sido un cambio importante (importantísimo) pero del que os quiero hablar es de otro.

Se trata de un lastre que minaba mi vida personal, profesional, mi forma de ser y todo en general. Y lo peor de todo es que era un lastre que me había autoimpuesto yo y que era tan fácil de eliminar, pero a la vez taan difícil, y es que…

Como los toreros me he cortado la coleta!!!

coleta

La historia no va a ser corta, os voy a contar mis penas para que me comprendáis y veáis que el tema no es tan sencillo y sólamente porque yo solito lo he liado.

Creo que siempre he proyectado una imágen de mi de ser una persona segura de mi misma, sin complejos y abierta. En general esto es algo cierto pero también es una coraza que me he creado. A los 13 años me dió por dejarme el pelo largo y tras cortarmelo una vez al poco tiempo en el cole empezaron a despollarse de mis entradas :S Yo flipaba de como podía tenerlas. Me volví a dejar el pelo largo y salió una buena mata de pelo. Pasaron los años y lo cierto es que esa mata de pelos como en muchos tios ocultan debajo unas incipientes entradas.

Con cerca de 20 años hice un viaje de Inter-rail en el que empecé a ponerme una braga en el pelo y dije, oye pues no me queda mal… esa fue mi perdición… comencé usándolo como coraza a muerte y debajo se escondía el secreto, las entradacas y que además el hecho de llevar todo el día tapadas no debió de hacer ningún bien.

Ahora tengo 27 años, ahora imaginaros 7 años de vuestra vida con un trapo en la cabeza y que si se os caía el trapo por alguna casualidad te morías de la verguenza. Imaginaos cuando se levantaba el viento me cagaba, no quería ir a la playa o la piscina, incluso decía que no a viajes por la posibilidad que implicaban de esto o dormir con gente y lo raro de no quitarte el trapo de la cabeza. De forma tácita parte de mis amigos se dieron cuenta del tema y cayaron. Otros, sobre todo los que no me conocieron antes de que no llevase “el trapo” no se daban cuenta y bromeaban sobre el tema con la consiguiente ansiedad que eso me creaba.

Esto ha hecho que viva 7 años en alerta, a la defensiva en constante tensión. Creo que esto es algo que ha afectado a mi caracter y también me ha estresado bastante. Estoy prácticamente seguro de que esto ha contribuido a que me salieran muchas canas, pero paradojicamente esto es algo que no me importa prácticamente nada. Hay mucha gente que se preocupa de las canas, pero a mi es algo que nunca me molestó, quizá porque tenía (o creía que tenía) un problema mayor.

Cada vez que cambiaba de país y de vida decía que me iba a rapar, así lo intenté en Italia, en Dublín, pero nunca junte las fuerzas para ello… sabía que era algo que tenía que hacer tarde o temprano y cuando lo pensaba en la cama antes de dormir me acojonaba y temblaba de miedo como si tuviera que a travesar un pueblo lleno de psicopatas asesinos… Un psicologo vería aquí un claro desorden ejeje, lo bueno es que era algo que lo tenía claro y que quería superar, pero como las fobias, los traumas y estas cosas irracionales es más fácil decirlo que hacerlo.

Mis amigos y mi familia se esforzaron siempre en decirme que debía dar el paso, pero siempre me he cerrado a estas conversaciones que me incomodaban mucho y trataba de terminar de inmediato. Lo mismo cuando amigos sacaban el tema de mi trapo y cortaba. Esto de nuevo me hizo distanciarme de amigos y familia en algunas ocasiones.

A estas alturas estaba completamente hasta las pelotas del tema, tenía claro que ya había que dar el paso que me estaba destrozando la vida en cierta medida. Así pues al venir a Japón, un lugar donde las personas que conozco las podía contar con los dedos de ambas manos y las personas que me importaban que conocía ya con una me bastaba decidí que tenía que dar el paso y tenía que darlo antes de conocer nueva gente y volver a estar en la de antes que fue mi problema en Dublín y Milán.

El Domingo antes de las clases le pedí a Hiro que me cortase la coleta y me rapase la cabeza. Ella me dijo honto? que significa, de verdad? Y dije yo… y tanto! recuerdo el momento intensamentesentado en la silla desde donde escribo ahora con los ojos bien apretados mientrás ella con decisión y cariño comenzaba a cortar la coleta. yo comencé a gritar de dolor y Hiro paró y me dijo te estoy haciendo daño? Yo le dije que no y es que físicamente cortar el pelo no duele claro! pero no podéis imaginar lo que me estaba doliendo.

Cuando terminó me enseñó la coleta, me toqué el pelo, en mi imaginación siempre pensé que este momento sería el peor, que me derrumbaría. Pero cuando la vi, me toqué la cabeza, comprendí que no había marcha atrás, que estaba hecho… y se me puso una sonrisa de oreja a oreja! el mayor alivio de mi vida! como si me hubieran obligado a llevar una losa de 30 kilos toda mi vida y ese día hubiera decidido soltarla.

Luego me rapó y me pase toda la noche hasta que me fui a dormir tocándome la cabeza profundamente feliz. Hiroko me decía que ahora estaba feliz pero que quizá al día siguiente me daría verguenza salir a la calle y justamente ese día ella no iba a estar que no me quedasé en casa, que tenía que ir a mi primer día de clase. Le dije que no se procupase.

Y así fue, salí a la calle noté el frío en mi cabeza, note como el sol pegaba en mi recien estrenada calvorota y notaba que calentaba mucho. No sabéis lo que es salir a la calle por primera vez en 7 años sin un trapo en la cabeza. La gente no me miraba, todo era normal. En clase hice amigos y todo fue como siempre, nada cambió. Las entradas que escribo desde que entré en la escuela las escribo libre de trapo y podéis ver que básicamente mi vida no cambió. Y claro, esto es lo normal pero mis más oscuros miedos indicaban que esto no sería así 🙂

Ahora me quedan dos etapas, primero esta que estoy dando ahora, darlo a conocer y que la gente se parta el culo. Lo entiendo, es normal, muchos fliparán, muchos se alegrarán mucho por mi, incluso hay que se reirá de mi por ser tan gilipollas, pero bueno. Luego tocará volver en Navidades y será otro paso más y tras eso ya estaré cómodo, por fin! cómodo de verdad, sin pensar si tengo el trapo descolocado, sin va a venir viento, si una borracha me lo va a intentar quitar en un bar, si algún amigo me hace la coña de quitarmelo, sin que nadie me haga coñas sobre que siempre llevo el trapo.

Ahora disfruto de los días de viento, suena a coña, pero hace un par de semanas estaba con Hiroko en un ventoso día por Tokyo y estaba como un niño disfrutando del viento sin tener que preocuparme de nada. Me siento como si un Zordor 2.0 hubiera nacido 🙂 Espero vuestros comentarios y no seais duros conmigo, mañana intento hacerme unas fotos donde salga medianamente favorecido y os las enseño.

Mientrás tanto gracias a los que me apoyastéis en estos años, a los que me guardásteis el secreto y a los que me apoyaréis desde ahora 😛

60 comentarios en “Un gran paso en mi vida…

  1. Nuevo lector.
    Buenas,
    Estoy en la misma situacion que tu estabas, tapando mis entradas como puedo y la verdad es que tengo bstante miedo de dar ese paso… no creo tener tanta fuerza de voluntad como tu, mi pelo es algo que ha destacado en mi siempre… y me cuesta mucho poder pensar en cortarmelo o algo asi… Ademas yo sigo viviendo donde he vivido siempre, y bueno me gustaria cuando haga viaje de erasmus dar el mismo paso que tu y espero conseguirlo

    1. Hola Rubén, hola nuevo lector 🙂 Me alegra mucho que te hayas animado a escribir por aquí. Y desde tu yo futuro te aconsejo que des el paso lo antes posible y que no esperes a irte al extranjero para hacer algo así. Comprendo perfectamente tu situación (como no) y claro de lo que más me arrepiento es de no haber hecho esto antes de verdad. Es un mal trago, pero una vez pasado pasado queda 🙂

      Y yo también había sido antes una persona caracterizada por su melena 😉

  2. Hola zordor,

    Soy @eftomas del twitter, como te dije en la mention, este post me ha hecho ver las cosas desde un punto de vista muy optimista, muchas gracias, lo primero. Lo segundo, como te dije mi cuestion no es natural, es más ahora mismo llevo pelo y no se me ven muchas entradas, lo que no quiero, es que ahora que me suben la dosis de quimio (no demasiado tampoco), tngo miedo que me empiece a caer el pelo. Eso es lo que me da miedo, verme sin pelo, no seria para tanto, ver como otros notan que pierdo pelo antes que yo si.

    Me gustaria saber tu opinión, mil gracias por adelantado.

    1. No te preocupes el pelo vuelve a crecer, bueno no siempre ajajaja. Pero aunque no vuelva a crecer es solo pelo, no debería de causarnos excesivos quebraderos de cabeza… yo he tardado muchos años en entenderlo, espero que tu en parte gracias a esta humilde entrada en el blog te hayas conseguido saltado algún que otro año en el tiempo en que se tarda en comprenderlo 🙂

    1. Esta bien no te preocupes! 🙂 Y aprovecho para poner algo que no te puse, mucha suerte y ánimo con el tratamiento, espero que sea lo más rápido y con los menores efectos secundarios posibles 🙂

      Un abrazo!

      1. Mil gracias por todo, siempre he procurado leerte, pero este post la verdad me ha hecho comentar, mil gracias por tus comentarios. Por cierto si te mola la F1, hago las carreras en directo, e igual en Japon no podeis verlas (por derechos y eso), si quieres estar como oyente o incluso animarte a narrarla con nosotros empezaremos en 1 hora.

        Mi nick en skype es el mismo y si solo quieres oirla (si quieres) tienes el link en mi nick. Gracias de nuevo, y disculpa este mini spam que te he hecho. 😛

Los comentarios están cerrados.