Trabajando en intercultularidad

Screen Shot 2014-05-13 at 1.00.31 AM

Durante mi vida laboral he tenido la suerte de poder trabajar con gente de distintas nacionalidades, especialmente al empezar a trabajar fuera de España comencé a trabajar con gente de países mas exóticos. En mi ultimo trabajo empece a trabajar con un compañero que es de Iran. Lo cierto es que en el momento que me dijo de donde era me surgieron un montón de preguntas que hacerle, pero claro la discreción y el decoro me lo impide. Tras varios meses trabajando juntos he ido cogiendo confianza con el y preguntándole cosas que me resultan tremendamente interesantes.

Mientras tanto por mi cuenta iba leyendo cosas sobre la situación y la historia de Iran, aunque la verdad es que lo que me resulto mas interesante y digerible hasta la fecha fue este podcast sobre la guerra de Iran y de Irak. Una guerra de la que me sorprendió saber tan poco ya que como pude comprobar fue tan larga y cruenta y ademas con tantos países implicados de una forma u otra.

De mi compañero aprendí su infancia la vivió rodeada de guerra, que su ciudad natal, Teheran, estaba rodeada de guerra y bombardeos esporádicos y debido a esto tuvieron que cambiar de ciudad para así poder asegurar su seguridad.

También aprendí que tuvo que realizar un servicio militar obligatorio de 20 meses y que es por tanto un combatiente en potencia para su país y que en caso de entrar en guerra el debería engrosar las filas de su ejercito y combatir por el. Me confeso que de así pasar seguramente no acudiría aunque eso seria un acto de traición y seguramente seria condenado a muerte como consecuencia de su delito y que por tanto nunca mas podría volver a su país.

Esta persona es ademas un profesional brillante y una persona espectacular siempre dispuesta a ayudar a quien lo necesita y enseñar al que quiere aprender. Me sorprende mucho su forma de pensar, es lo que los anglosajones dicen «think out of the box», es decir pensar fuera de la caja, de una forma totalmente distinta. La forma de llegar a las soluciones para el son totalmente distintas a como yo lo haría y tiene una capacidad innata de de reducir problemas a la simplicidad total y por tanto poder solucionarlos en forma de pequeños pasos. Debe ser fascinante ver como el piensa, seguro que es una autopista de alta velocidad donde los pensamientos vuelan a toda velocidad.

Esta es una prueba mas de como la intercultularidad enriquece los grupos de trabajo y a las personas. Me encanta conocer puntos de vista de otras culturas de primera mano y así entender que no todo es blanco o negro o que yo pensaba que era negro quizá era directamente rojo o un color que ni siquiera conocía. Os recomiendo totalmente el ejercicio de acercados a otras culturas, no os arrepentiréis.

Por cierto, la imagen que encabeza el post es un plato de comida iraní que probé hace poco, interesante la comida iraní pero creo que tardaré en repetirla, es bastante… intensa jeje.

5 comentarios en “Trabajando en intercultularidad

  1. Estoy de acuerdo contigo en que conocer otras culturas sin duda alguna enriquece las perpectivas de uno mismo. He tenido bastantes ocasiones de comprobarlo, no ya sólo por la canitdad de países en los que he residido, sino también por la cantidad de gente de otros países que conocí en mi trabajo en Dublín. Era lo mejor del curro allí, ir a comer con gente de tantos y tantos países.
    Eso sí, permíteme que haga de abogada del diablo, y te pida que le preguntes a tu compi qué opina de las mujeres. No es ganas de hacer polémica, créeme, ni de generalizar tampoco. Pero lo cierto es que cada persona que he conocido de países como Iran, Afghanistán, etc. tenía la misma opinión de nosotras (un bello diamante que hay que esconder bajo un velo para que no lo robaran). Y eso por darte la opinión «bonita» que llegué a escuchar (porque la del trozo de carne no te gustaría… :S).
    Cuando me decían eso, pensaba que el conocimiento de otras culturas engrandece a la persona, pero desgraciadamente hay quien sigue siendo estrecho de miras para otros temas a pesar de compartir con gente de otros países experiencias vitales.
    Ojo, que no me refiero específicamente al caso de gente de países árabes.
    En mi etapa en Londres conocí a un chico brasileño que se negaba a creer totalmente el genocidio judío durante el holocausto, y tenía el valor (por no decir osadía) de decirlo así delante de un buen puñado de compañeros polacos que lo miraban alucinando…
    Y es que a veces, convivir en otros países, otras culturas, otras tradiciones, no significa (desgraciadamente) estar dispuesto a volverse tolerante y permeable a otras opiniones…

    (PD: siento el comentario taaaaaan largo :P)

  2. Ueis!! he vuelto!! XD había perdido el nombre del foro y no había forma de encontrarlo pero gracias al Instagram te he localizado!! jurjur ( la cosa es que te confundí con el Lorco y hasta le he escrito y dirá quien coñe es este?!! xDD aishh no se porque me sonaba el nombre también! ). Pero bueno que por aquí ando y voy a releer post anteriores.
    Sobre este en concreto decir que está bien trabajar con todo tipo de gente mientras esta te salga bien y es que no por ser de la misma nacionalidad no te va a salir rana! ( y se de lo que me hablo sniff XD ). La verdad es que me gustaría mucho trabajar con alguien capaz de ver las cosas como tu compi y es que seguro que se puede aprender muchas cosas de el.

  3. Una de las cosas que más me gustan, de mi trabajo, es que conozco a TODO tipo de gente, nacionales y extranjeros, desde luego enriquece mucho y también he podido comprobar que, en determinadas situaciones, no hay nacionalidad que valga, los humanos humanos somos y no importa dónde hayamos nacido.

Los comentarios están cerrados.