«Cantante» en el centro de Tokyo

Se que os tengo muy olvidados últimamente, pero es que creedme que no paro últimamente. Una entrada rápida, hoy se van los frikoides, así que un poco de tristeza por decir adios, pero un alivio para mi tiempo libre que es posible que vuelva a existir de alguna forma y también para mi bolsillo que podrá volver a disfrutar de los precios populares de comer y cenar en casa 😉

Ayer mismo mientrás salíamos a cenar a modo de despedida vimos a un personaje que ya me había encontrado en otra ocasión en la plaza del Studio Alta de Shinjuku. Se trata de una especie de «cantante» por decir algo, no se puede explicar con palabras, será mejor que lo veáis por vosotros mismos:

De verdad que lo que no se vea en Tokyo… Me vais a perdonar el tembleque de la mano, pero es que no podía parar de rerir.

Frikoides por Tokyo II

2ª dia visita Frikis

Sigo con el día a día de los frikillos por Tokyo que fue un día realmente intenso. Voy a intentar no enrrollarme demasiado y que me salga algo rápido que de nuevo no tengo demasiado tiempo. Narremos el día por orden cronológico.

Todo comenzó yendo a la escuela y recibiendo mis exámenes, para mi sorpresa todo aprobado y todo con buena nota salvo la gramática que saqué 70/100 que es un 7, no esta mal, pero para pasar de curso piden justamente esa nota, por lo que en realidad es un 5 pelao 😉 Mi objetivo para el curso que viene es mejorar mucho mi lectura en japonés y mi gramática. No tengo mucha soltura hablando, pero eso es culpa de mi falta de base gramática.

Sigue leyendo

Los frikoides por Tokyo I

Llevo un día de arriba para abajo, el día ha comenzado yendo a mi escuela y de ahí yendo a un templo budista a hacer meditación zen, pero eso es otra historia… El caso es que ahora es la 1 de la noche y llevo danzando desde las 9 de la mañana así que voy ser bastante escueto no vaya a ser que me quede sopa sobre el teclado. Escribo esta entrada porque se que Sergio, Ro y Paula estaban como locos por venir a este viaje y por causas bastante poco agradables se lo perdieron. Para ellos voy a hacer el esfuerzo de contar un poco el viaje, no para ponerles los dientes largos, si no para que sientan un poco que han estado por estas tierras viajando con nosotros.


Sigue leyendo