Como los dinosaurios, un corto sobre los shocks culturales

Por medio de este blog me llegan a muchos correos de series, cortos, peliculas, juegos y un monton de cosas. Lo cierto es que no siempre encuentro que terminen de encajar en el blog. En esta ocasion ha sido todo lo contrario, un corto de Jordi de Yo tambien vivi en Japon, en el que nos habla de los shocks culturales. Se hace muy entretenido de ver y seguro que cualquiera que se ha ido a vivir fuera se sentira totalmente identificado con el:

Con mono de viajar

Antes de venirme a vivir para Japon me encantaba pegarme escapaditas de viajes de vez en cuando tenia un rato me podia ir por ahi. Por ejemplo en un momento dado nos pegamos una escapada por Turquia o antes de venirme para Japon hice una ruta maravillosa express por el Reino Unido. Pero desde que he llegado a Japon salvo un viaje que pude darme con mi familia gracias a que fui en calidad de guia de viaje 😉 Tambien nos fuimos de escapada a Taiwan y fue bastante interesante, pero desde luego no fui barato ni mucho menos.

Sigue leyendo

El pasado…

El hecho de este blog tenga camino de 8 años quiere decir que cuando echo la vista atrás en los posts me encuentro con la prehistoria de mi juventud. Me encuentro conmigo mismo con 20 años escribiendo delante del mismo blog, el blog sigue siendo el mismo, todo lo demás ha cambiado, casi parece mentira.

Entre los posts escritos hay uno, que casualmente es el número 13, con el que empezaba una nueva sección del blog: “Desparrames”, ahí mi intención era contar las fiestas y demás actos lúdico festivos hechos con mis amigos. Inauguraba este post (copio pego tal cual, se que es la redacción y todo es una mierda):

Bueno fiestecillas y desparrames varios tendran cabida en esta nueva seccion recien inaugurada. El motivo de este post no es otro que la despedida de mi amiga Cristina que se va un año de erasmos a Tolousse (Francia) te echaremos de menos Cris. Primero la recibimos de sorpresa en nuestros locales, ella no se esperaba nada y estabamos un monton de gente dentro, la verdad es que se sorprendio un monton. Le dimos uno par de regalitos y una tarjetita, espero que le gustasen los regalos al menos eso dijo. Despues nos fuimos al bar del padre de Sebas a cenar, que rica esta la cena ahi y que bien que nos atiende Pedro . Despues estuvimos haciendo el garrulo un rato en el parque aprovechando las ultimas noches calurosas del año, lo pasamos bien y cunado se pasa bien el tiempo pasa deprisa, nos dieron las mil, aparecimos a las 5 en casa, pero merecio la pena. Una bonita despedida de Cristina. Lástima que no hicieramos ni una foto.

Sigue leyendo

Conociendo una ciudad

Cuando visitas una ciudad conoces sitios el 90% turísticos y si te mueves un poquito más, te esfuerzas o tienes un poco de suerte a veces descubres ese 10% de su identidad no turística. En ocasiones la identidad turística y la real están más cerca y en otras no tienen nada que ver; la turística no es más que una fachada para que venga la gente de fuera a gastarse el dinero y a hacer fotos. A mi siempre me ha gustado tratar de conocer la identidad de una ciudad, tratar de calar más hondo, ir más allá de lo propuesto por las guías. Para esto puedes guiarte por consejos de blogs, de gente que vive en la ciudad y que va compartiendo con cuenta gotas auténticas perlas, retazos de vida auténtica en la ciudad. Y aún con todo no conocerás la auténtica ciudad, ésta solo la conocerás cuando vivas en ella. Es necesario sumirte en su rutina, en sus costumbres, verte “obligado” a seguir sus horarios de trabajo y de comidas, de parranda y de irse a dormir, incluso sufrir las inclemencias de su tiempo o aguantar las impertinencias o bondades de sus ciudadanos. Todas estas cosas y muchísimas más conforman el cómo es una ciudad por sus adentros.

No os voy a venir aquí a lo Willy Fogs contanto las muchas ciudades en las que he vivido, porque se que hay gente que lo ha hecho en muchos más sitios que yo. Si bien, si creo que en unos pocos sitios he estado y son bastante diferentes el uno del otro como para resultar bastante pintorescos. Quiero resumir en un párrafo cada uno de estos sitios y luego hacer una de las reflexiones que a mi tanto me gusta hacer en alto por aquí.

Sigue leyendo

Vida y obra de un pasaporte 2004 – 2009

pasaporte

La semana pasada fui a renovar mi pasaporte y al ir a echarme la mano al bolsillo para pagar los eurillos pertinentes me encontré con esta carta manuscrita, os la transcribo:

Querido Rodrigo:

Soy tu pasaporte, juntos hemos pasado buenos momentos y me gustaría rememorarlos antes de que acabe mi ciclo de vida de 5 años, encantó disfrutar de este tiempo viajando contigo. Sin más te cuento las cosas conforme a yo las recuerdo:

Cuando nací hacía mucho calor, era Madrid en Agosto, me necesitabas para hacer un viaje por Japón, todavía recuerdo tu ilusión por este viaje. Me contaste que estuviste ahorrando durante un año todo tu dinero e incluso fuiste durante un mes a clases de japonés para poder defenderte mejor. La primera vez que me utilizaste fue para comprar el billete del Japan Rail Pass, si ese billete con el cual podías coger durante una semana todos los trenes en Japón. En Septiembre recuerdo perfectamente que me mirabas mucho y un día me metiste en un bolsillo y no dejabas de sacarme de vez en comprobando que no hubiera saltado de tu bolsillo. Tras unas cuantas horas de nervios dentro de un agobiante avión donde hicimos lo posible por hacer pasar el tiempo lo más rápido posible.

Una vez en Tokyo con un poco de nervios perdi la virginidad, sin muchas preguntas me pusieron una pegatina con un código y me graparon un papel a modo de piercing, que desilusión me esperaba un sello de tinta. Luego decidiste que para que no me perdiera era mejor no andar paseando conmigo por ahí, así que me dejaste en la maleta, en casa. Mal hecho porque ese día tuviste que dar explicaciones a un policía. Con más tristeza volvimos para España.

Allí me dejaste aparcado un tiempo, es verdad que me llevabas a tus viajes por Italia, Alemania, Reino Unido… pero siempre era un segundo plato, siempre tenías al señor DNI más pequeño y manejable, maldito… Pero al cabo del tiempo llego mi momento, un viaje donde el no podía llevarte, a Sudamérica!

De momento volvieron los nervios, el comprobarme que estaba todo en regla y demás. Una noche me chaste en el bolsillo y salimos para el aeropuerto con destino a Buenos Aires, tras una noche de más debido al overbooking y con 600 euros más gracias a la indemnización fuimos para allá, esta vez con menos nervios y es que la experiencia es un grado. Nos preguntaron mucho menos al llegar a Buenos Aires, casi automáticamente nos pusieron un sello, si, por fin! un sello de tinta! A partir de aquí comenzó un periplo por todo Argentina donde siempre me llevabas muy cerca, era uno de tus vienes más preciados. Al día siguiente me llevastéis a Iguazú, donde me necesitasteis para cruzar al lado Brasileiro, fue rápido pero muy bonito, ¿verdad?. Tras un par de semanas o así recorriendo por tierra Argentina llegamos a la frontera con Chile. Allí te revisaron tu mochila y no tenías nada sospechoso, no así tu primo que tenía algo ilegal… una manzana! Tras pagar la consiguiente multa con la cual hubieráis cenado los tres y con el sello ya puesto en mi, continuamos el viaje con 1 hora de retraso por el incidente.

Luego me llevastéis a la montaña a caminar por ahí en busqueda de los glaciares. Aun recuerdo cuando me olvidaste dentro de unos pantalones fuera de la tienda, se tiro toda la noche lloviendo y con un viento infernal. Por suerte pude agarrarme fuerte y no volarme, pero estaba totalmente calado. Tras todo el día secándome consegui un estado aceptable, de hecho mucho mejor de lo que podría esperarse. Después volvimos a Argentina para ir a la Isla de Fuego, Usuaia, wow! aquello fue increíble. Allí me volviste a necesitar para coger un vuelo a Buenos Aires y a los dos días volver a España.

Después de esto me volviste a tener de segundo plato, hiciste muchos vuelos entre Dublín y Madrid pero solo era un acompañante de seguridad, de nuevo el DNI fue tu amigo. Por eso decidí huir, no soportaba la idea de que me quedaban menos de 3 meses de vida y por tanto era inservible, decidí escabullirme entre tus cosas de la mudanza, me encontrarás algún día tras un tiempo, un cadaver perfectamente conservado al que mirarás con cariño.

Mi nuevo sustituto parece que tendrá mucho trabajo, esta semana a Turquía y en Septiembre para Japón, parece que dentro de 5 años el también tendrá muchas que contar, una lástima no poder estar aquí para vivirlas contigo. Fue genial pasar estos años contigo Rodrigo, no me olvides, yo siempre fui y seré tu primer Pasaporte.

Un abrazo.

Wow, me ha dejado de piedra 😉