Mis experiencias con los agentes de la ley (II – Londres)

police

Continúo con mi viaje por mis experiencias con la policía, ya os comenté la primera aventura con la policía en Japón. Vamos ahora con esta nuve historieta:

Estábamos Sebas y yo con ganas de viajar que tras el Inter-rail ya teníamos gusanillo. Nos sobraban ganas y tiempo, pero nos faltaba dinero, eramos estudiantes. Pero desde cuando esto es un problema, lo que hicimos fue coger unos vuelos realmente baratos y pasarnos por Londres y Toulusse, la idea era no llegar a los 100 euros incluidos viajes, alojamientos comida y demás. Estuvimos 5 días y conseguimos cumplir el presupuesto, como lo hicimos… es digno de contar, pero eso es otra historia 😉

Vamos a lo que nos ocupa, nos fuimos a visitar el mercado de Candem y decidimos comprarle un regalito a nuestro amigo Ferchu, compañero de viajes que esta vez no pudo venir. Nos apartamos a hacía un lado del mercado donde hay menos gente, en la orilla de un río que corre por ahí. Le di el regalo a Sebas, que lo guardo en su mochila, en ese momento de la nada salieron 2 tios y una tía, que nos plantaron una placa policial en el gepeto y nos separaron en dos. Un chico y una chica con Sebas, y un pedazo de mostrenco de 2×2 conmigo, en mis oídos aun resonaba aquello de “POLICE”, les falto lo de freeze, freeze…

Los señores agentes vestidos de paisanos se dedicaron a registrarnos no dejándonos ni meter la mano en los bolsillos y preguntándonos si teníamos jeringuillas, cuchillos o drogas. Nosotros respondíamos a todo que no, pero nos dijeron que nos iban a llevar a comisaría para hacer un control sobre todos los líquidos y materiales que teníamos. Finalmente las cosas fueron cuadrando con nuestra historia, fueron apareciendo los billetes de avión del día anterior, una tortilla de patata en la mochila, claramente turistas.

A estas alturas los polis ya se estaban haciendo a la idea de que no eramos peligrosos delincuentes, así que suavizaron el tono, tomaron nuestros datos y comprobaron por radio que no estábamos buscados por la interpol ni nada de esto, supongo yo. Ya de un modo mucho más tranquilo nos pidieron disculpas y nos dijeron que nos habíamos puesto en un lugar donde se colocan los vendedores de drogas y pensaban que yo le vendía droga a Sebas.

Esta fue otra aventura de la que salgo victorioso sin pasar por comisaría ni calabozo… pero aún quedan chicos aún quedan, no desesperéis Milán, Dublín también tienen su policía claro 😉

Fotografía | Abux_77

Mis experiencias con los agentes de la ley (I – Japón)

Los que me conocéis personalmente ya habéis escuchado que por alguna extraña razón lugar al que voy, lugar en el que suelo tener algún tipo de “problema” policial, nada serio pero siempre termino conociendo a la policia del local. En esta entrada quiero recoger estas experiencias que he ido teniendo alrededor del mundo, un volcado de memoria 🙂 De paso como bonus de este pack de historias os contaré dos nuevas experiencias que pocos habéis ído, mis encontronazos con la “garda”, la policía de aquí de Dublín.

Welcome to Japan

Todo esto comienza en el lejano oriente, en Tokyo, llevaba ya 1 semana y media recorriendo la ciudad y ya reconocía algunos sitios como familiares y podía moverme sin perderme excesivamente entre los sitios principales a donde solía ir. Un día fuimos Juan (mi compañero de viaje) y yo a casa de un amigo a dejar las maletas, puesto que después nos ibamos de mochileros por el Sur de Japón. La cuestión es que la vuelta la hice yo solo porque Juan se fue antes y lo hice un poco contentillo a 3 de la mañana.

Sigue leyendo