Video de KAI y fin de estudios

Hace tiempo la escuela ponia un mensaje en su facebook, buscaban alumnos interesados en participar en la creacion de un video promocional de la escuela. Fuimos varios los que nos metimos en el fregado, entre ellos yo, como si no tuviera pocos fregados ya. Pero lo cierto es que me apetecia colaborar con algo que formara parte de la escuela durante algun tiempo.

Sigue leyendo

Fiesta de Navidad en Kai nihongo school

Antes de salir de Japon estuve disfrutando de la fiesta de navidades de mi escuela de japones. Esta vez andaba con pocas ganas de juerga y mas ganas de hacer fotos, asi que me dedique a hacer todas las fotos que pude. Fueron 700 en total y aqui os dejo una seleccion de ellas. Como podeis ver nos lo pasamos de maravilla, hubo un bingo y gane unos pedazo de auriculares geniales en el!

Os dejo con las fotos:

Sigue leyendo

Mata ne Vänner!

Hace ya nueve meses que comence la aventura de ir a clases de japonés en Japón. Recuerdo el primer día de clase donde todo el mundo eran unos extraños para mi. Poco a poco estos extraños fueron dejarlo de ser en mayor o menor medida y poco a poco algunos de estos ya no extraños se fueron marchando para sus relativos países para por desgracia irse convirtiendo día a día cada vez en un poco más extraños 🙁 pero desde luego nunca volverán a ser desconocidos. Una cosa que queda clara en casi todo el mundo que pasa por Japón es que se va del país diciendo las mismas palabras que Terminator: “Volveré”. Es por eso que no hacemos sayonara parties (fiesta de “adios”) si no matane parties (fiestas de “hasta luego”).

Estas últimas personas que se van son muy significativas y es que son las últimas que quedan desde que comencé el primer curso en esta escuela. Juntos hemos pasado 9 meses de estudio intensivo. Con ellos he vivido tardes de estudio intensivo, noches de juego locas en edificios dedicados por completo a las máquinas recreativas y demás, borracheras inmemorables, examenes desesperantes o comilonas interminables. Juntos hemos pasado de tener tifones a helarnos de frío y de helarnos de frío a morirnos de calor, hasta llegar a clase donde la koreana que ejerce un ferreo control sobre el aire acondicionado nos obligaba a pasar frío de nuevo.

Sigue leyendo

Día de hacer una presentación en la escuela

El viernes llego el día esperado y todos teníamos que presentar algo enfrente al resto de la clase durante aproximadamente 10 minutos. A mi siempre me ha gustado dar presentaciones y si el tema es libre y puedes elegir lo que quieras es muy motivante ya que podrás enseñar a la gente algo que te gusta. En mi caso elegí hablar del cine japonés, no es que sea el mayor experto del mundo pero me gustó hablar de ello porque en realidad fue este cine el que me hizo apasionarme por la cultura japonesa y por tanto es culpable en gran medida de que haya acabado viviendo en Tokyo, es el desencadenante de una cadena de sucesos. Lo que yo quería con mi presentación era enseñar a mi clase que el cine japonés es interesante sobre todo porque es una gran influencia para el cine occidental aunque no nos demos cuenta. Con ese objetivo hice una presentación en la que daba unas pinceladas rápidas al cine japonés y espero que alguien tras escuchar mi presentación se haya interesado en ver alguna de las películas de las que hable. Si a alguien le interesa y me lo pide le mando la presentación que hice en keynote, powerpoint, pdf o como os guste más 🙂

Sigue leyendo

Estudiando Kanjis

Anki

No soy ningún experto en kanjis, ni tampoco en su estudio no obstante llevo unos cuantos meses estudiándolos intensivamente, por lo que tarde o temprano cuando llevas un tiempo haciendo algo consciente o inconscientemente acabas usando un método. al principio mi método era estudiarlos a piñón. Es decir uno detrás de otro, pim pam, leyéndolos y escribiéndolos muchas veces. Éste método funcionaba bien al principio cuando mi cabeza no tenía que retener más que una centena de kanjis. Tras el shock inicial de ver una escritura nueva te habituas a ello y en realidad en una tarde intensiva de kanjis te puedes aprender 50 kanjis sin problema.

El problema llega cuando no solo tienes que estudiarte esos 50 kanjis si no que vas teniendo otros kanjis en la cabeza. A veces saber más te sirve porque vas asociando un kanji que conoces con otros, pero tiene un efecto secundario muy puñetero y es que la asociación te hace cometer errores y el hueco que ocupó un kanji reemplazó a otro que sabías y por tanto cada vez que vas metiendo kanjis en tu cabeza otros se te van olvidando. También es curioso como hay kanjis que de un vistazo los recuerdas y otros que aún repitiéndolos mil veces no terminas de recordarlos.

Sigue leyendo

Fotos iphoneras de la semana 3

Semana 3

Llegamos ya a la tercera entre, que en realidad es la cuarta, sin yo al menos haberme dado cuenta. En un pis-pas hemos caido en el inicio de la primera, en el final del curso y a dos semanas de que venga mi familia y de cumplir medio añito por aquí. sí pues sigo viviendo a 250 km/h y lo mejor en estos casos es echar un vistazo a las fotos y ver que es lo que ha pasado 🙂

Vamos allá!
Sigue leyendo

Adelanto del “speech contest” de KAI

Una de mis objetivos de año era tirar todas las fotos en RAW y procesarlas con LightRoom, ya he empezado a cumplirlo y no me arrepiento de ello, pero me supone un trabajo previo además de hacer las fotos y subirlas, hay ese paso del procesado. Es por eso que aún no he subido las fotos que hice el viernes de esto que os hablo, el concurso de discursos de mi escuela.

De momento he procesado esta fotografía que encabeza este artículo con la foto de todos los participantes en el concurso. Iré procesando las fotos poco a poco según vaya teniendo un ratín libre que últimamente son muy poquitos y cuando pueda comparto las fotos y las impresiones de este evento que tanto me gusto. Mientrás tanto tendréis que contentaros con esto y con promesas de tiempos mejores 😛

Mis compañeros de clase

clase1.jpg

Hoy tengo el día nostálgico, la vida a 250km/h lo que tiene es que tan pronto puedes estar yendo cuesta arriba como cuesta abajo. Lo cierto es que sigo estando muy feliz de hecho hoy me sorprendía a mi mismo por la mañana. Y es que ayer me acosté más tarde de lo normal entre pitos y flautas (hice jailbreak a mi iphone) y por la mañana salí más empanado que de costumbre. Además coincidía que llovia y hacia frío… todos los ingredientes para comenzar siendo un mal día. Cuando llevaba medio camino y había esquivado 150 paraguas de que me saltasen más de dos ojos me percaté de que estaba sonriendo, así sin más y es que parecera tonto pero ahora me parece divertido hasta el camino que repito todos los días a clase.

Al llegar a clase había una cosa que no se había esfumado y es mi sueño, mi sopor. Pero tras un rato de clase me di cuenta que estaba repitiendo frases y aprendiendo de nuevo con una sonrisa en la cara y es que si algo tienen las clases en KAI es que son divertidas o al menos en mi clase o al menos yo me lo paso bien.

Sigue leyendo