Cambiando hábitos vitales

La gente que me conoce sabe que en muchos aspectos de mi vida soy bastante inconstante y que como todos, aunque quizá especialmente tengo muchos aspectos que mejorar. Siempre he sido partidario de realizar cambios de conducta antes que obligarse a cambios radicales y estas cosas. Por ejemplo si quieres adelgazar lo mejor es que cambies tus hábitos, que introduzcas algo de ejercicio en tu vida diaria, que cambies tu dieta por cosas más sanas, bebas menos alcohol y bebidas con azucar, etc etc. El problema es que la gente quiere dejar de hacer todo esto de un día para otro. Compra muchas verduras, cereales, se apunta un año al gimnasio, y deja de beber durante una semana. El resultado normalmente es que a las dos semanas estas donde empezaste. Por eso a mi al menos estas conductas no me sirven. Hubiera sido mucho mejor comenzar por caminar al menos a buen ritmo todos los días por 45 minutos, cambiar la cocacola por un vaso de agua y evitar las patatas fritas y los alimentos fritos en la medida de lo posible. Desde ese punto ya se podrá pasar a lo siguiente, paso a paso.

Tengo muchos aspectos en mi vida que quiero mejorar, el compartirlos aquí no tiene otro proposito que hacer una declaración de intenciones pública y de este modo estar más “obligado” a cumplirlo. Como veréis son muchos los puntos que considero que debo mejorar, no será un camino que recorreré ya, creo que es necesario ponerse poco a poco con cada hábito, no se puede intentar cambiar todo de la noche a la mañana porque será demasiado y lo dejaremos. Tampoco creo que pueda cumplirlo todo, de momento es un ideal, si lo consigo ya me buscaré otros, pero también se que si no consigo todos tampoco es un fracaso absoluto.

Sigue leyendo