Probando el daifuku, un dulce japonés

Daifuku

Una cosa increíble de venirse a vivir a un país tan distinto como Japón es que cada día te sorprendes por infinidad de cosas. Supongo que esto vendrá pasando cada vez menos amenudo pero de momento estoy en esta etapa en la que cada día por poco que vea dificil es que no me encuentre con nada nuevo y sorprendente. En este caso la sorpresa fue probar un dulce que se llama daifuku.

Mientrás yo me quedaba estudiando un simulacro de exámen que teníamos hoy Hiro se fue hacia Gotanda donde estan las oficinas de la empresa donde tenemos alquilado el piso para renovar el contrato hasta finales de Diciembre, a la vuelta me trajo una sorpresita que fue este dulce. Vamos a proceder a estudiarlo con calma porque merece la pena:

Daifuku en japonés literalmente significa “gran suerte” por lo visto hay bastantes variedades pero lo típico es que tenga mochi por fuera y anko por dentro. Bien ahora por partes, que es el mochi, pues el mochi es una pasta así un poco chiclosa hecha con un tipo de arroz especial machacado, triturado y remachacado. Los más antiguos de por aquí quizá recordáis que haya hablado del mochitsuki en Madrid. En esta fiesta se come mochi en general y daifuku en concreto a raudales, pero la presentación desde luego no con la presentación que tenía este.

Daifuku

Daifuku

Daifuku

Daifuku

Podéis ver que el packaging era digno de un producto de Apple, estoy seguro de que Steve Jobs le hubiera dado el visto bueno 😉

Daifuku

Ya nos encontramos con el dulce en cuestión. Dos bolitas de mochi rellenas de anko como os decía antes, si, si que es el anko, pues el anko es una pasta judias… puaj! pensaréis muchos, pero nada más lejos de la realidad esta realmente buena es dulce y no dirías en ningún momento que son judías. Los dorayakis (si esos de Doraemon) también están rellenos de estos. En este post de katsudon hablé sobre los dorayakis y hay un par de fotos al final.

Daifuku

Daifuku

Daifuku

Bueno me divertí un rato haciéndoles fotos y los partimos en dos, para ver lo que hay dentro y también para comernos cada uno la mitad de cada uno. Y es que eran distintos, no solo en color si no también en sabor. El blanco era daifuku de legumbre y sabía como mochi con anko a nada más. Pero el otro el marrón es mi preferido, el polvo se llama kinako que es un polvo de soja mezclado con azucar y que… apufff tenéis que probarlo 🙂

Daifuku

Daifuku

Daifuku

Estuve jugando más con la cámara y por supuesto que me lo comí 😛 Solo me queda decir el precio, 180 yenes cada uno (1,3 euros) algo caro pero son de una tienda especializada, es como si compráis un pastel en la tienda Mallorca ;). En supermercado se encuentran normalmente por 100 yenes (75 centimos) pero claro merece la pena probar estos tan auténticos y tan bien presentados y nada industriales.

Como siempre podéis echar una ojeada a las fotos con mejor calidad en mi galería de flickr.

7 comentarios en “Probando el daifuku, un dulce japonés

  1. Aissss que ganas de comerlos de nuevo en el mochitsuki y me los pauntos para probar esos buenos, buenos el año que viene *^_^*

  2. ^^ un buen unboxing de daifuku jeje XD (estoy recuperando feeds de cuando los perdí ya casi estoy al día XD)

Los comentarios están cerrados.