Morriña casera

Hace ya 3 meses que me independicé. Abandoné el hogar paterno. Hasta entonces he estado bastantes veces, bastante tiempo fuera de casa, la más notable el año pasado cuando me fui de erasmus a Milán. No obstante estos tres meses fuera de casa se hacen más extraños. Lo primero de todo es que al principio rompes la rutina y trás por ejemplo salir del trabajo en lugar de ir a tu casa (de tus padres) donde estabas acostumbrado a ir vas a otro sitio. También se te hace raro vivir en una casa que es tuya, y por supuesto echas de menos a tu familia, pero eso ya lo hacía cuando vivía en Italia.

Sin embargo cuando se produce la situación más extraña es cuando por cualquier razón vuelves a tu casa (de tus padres) y es tu casa, pero no es tu casa. Tu habitación esta vacía y ha perdido parte de su personalidad, los suelos no estan llenos de cables de todos los ordenadores. Los cajones están vacíos, el armario sin ropa y la mesa despejada. Esta visión da mucha nostalgia y tristeza.

La independecia es algo que deseaba desde hacía muchísimo tiempo y estoy profundamente feliz y orgulloso de haberlo logrado, no obstante esto no quita que cada vez que vuelva a mi casa (de mis padres) sienta una profunda nostalgia.

14 comentarios en “Morriña casera

  1. perra!!!!
    qeu al final ni nos despedimos ni na calatravas!!!!!!!
    cuando vas a subir esos videos del caballito mamon!
    o mejor no lo subimos?
    me alegre verte tio
    te vi mu bien
    una pena como siempre que esta perra vida nos complique el tomar un cervezo
    del tiempo que s como mas se disfruta la birra.
    fdo. destroyer, no cold, always warm, always basurilla

  2. Mamon si! que me dejaste dos dias plantado! desde luego… pues los videos… no se si pasartelos jejeje, luego te los cuelgo por ahi para que los bajes 😀

  3. A mi me pasa como a Ociore, que mis padres utilizan mi habitacion como cuarto de estar, pero incluso cuando no estoy independizado.

  4. Para mi ha sido al reves, mis padres se separan y todo indica que me quedo con la casa, sus recibos y todas las habitaciones. Es como una maraton 😀

  5. Yo a estas alturas creo que seria incapaz de vivir en casa de mis padres y me tratan como un rey cuando vuelvo pero la independencia no se paga con dinero… bueno con dinero si. 🙂

Los comentarios están cerrados.