La mujer en Japón (la educación)

Este es un tema mucho muy profundo y del cual no me siento preparado para hablar con propiedad y desde luego el sitio para hacerlo no sería un blog y es que podría escribirse un libro entero sobre el tema de la mujer en Japón. No quiero entrar en juicios de valor ni mucho menos, tan solo quiero daros a conocer un pequeño apunte que es muy posible que os resulte tan curioso como a mi me resultó cuando me enteré.

Es posible que sepáis que en España antiguamente existían unas clases específicas para las mujeres, es posible que vuestras madres o si no seguro vuestras abuelas las vivieran. En dichas clases les enseñaban a coser, cocinar y en definitiva a poder ser buenas amas de casa. Personalmente pienso que estas nociones básicas son muy importantes al igual que lo son aprender a cambiar una bombilla, desatascar una tubería o cambiar el cajetín de un enchufe por ejemplo. Pero a mi personalmente lo que me choca es que se separase a mujeres y hombres.

Para explicaros o mejor dicho daros una pincelada del tema me apoyaré en un dorama que os recomiendo mucho que es Great Teacher Onizuka (GTO), es un dorama algo antiguo basado en un manga de gran exito, sin entrar en detalles nos enseñan la vida de un instituto de secundaria en Japón en la actualidad (más o menos el dorama tiene unos 10-15 años).

Vamos a ver unas capturas:

La primera es la que encabeza el artículo se trata de un aula de tatami tradicional donde estan enseñando la ceremonia del te.

La profesora que es la encargada de enseñar estas clases a las alumnas ya la habíamos visto en otro capítulo enseñando a bordar. En esta ocasión les esta diciendo algo que viene a querer decir: “Esto ejemplifica la belleza y la riqueza que se encuentra dentro de los corazones de la mujer japonesa”. Como tema curioso decir que la ceremonia del te era algo realizado tradicionalmente por el hombre según tengo entendido.

Aquí el jefe de estudios de la escuela que esta practicando una visita guiada a una inspección les dice: “Nosotros queremos pulir su feminidad, para asegurar su futuro como mujeres refinadas y enviarlas al mundo.”. Esta frase tiene tela, tela, pero vamos telita eh!

Pero vaya… parece que no todas las mujeres japonesas están muy de acuerdo con esto 😉

De cualquier modo juzgar solamente por esto sería un error incluso juzgar por mi experiencia tras dos años por aquí seguiría siendo un error, pero igualmente os diré que el papel de la mujer en este país es muy distinto al de España. Como anécdota curiosa para terminar os contaré que una vez una amiga de mi novia se vino a nuestra casa en Madrid como parte de su visita relámpago de 7 días por España. Le preparamos una cena y tras terminar yo me levanté y comencé a recoger la mesa ya que Hiro había cocinado. Mi sorpresa fue máxima cuando ella sorprendida fue a buscar su cámara y empezó a hacerme fotos. Resulta que le sorprendió mucho y quería enseñar a sus amigas japonesas como éramos los españoles y decía que quería un marido español.

Si os interesa el tema podréis ver muchas más muestras de esto (el marido exigiendo la cerveza a la mujer al llegar a casa y demás) podéis ver este divertido dorama, que por encima de enseñarnos estas cosas nos divertirá y nos emocionará muchísimo y es que es uno de mis doramas favoritos.

19 comentarios en “La mujer en Japón (la educación)

  1. La hermana de mi ex (japonesa) estudiaba un ciclo de como ser buena ama de casa. Coser, cocinar, cuidado de los ninyos, medicinas y algo de economia eran sus asignaturas. Flipando me quede cuando descubri este ciclo!

    Pero bueno, como ya comente anteriormente, si que es verdad que a muchas japoneas les preguntas que quieren hacer en el futuro y simplemente te contestan que casarse y cuidar de la casa. No piensan en conseguir un buen puesto de trabajo.

  2. Takashi Sorimachi y Nanako Matsushima <3
    También me encantó este dorama, lo vi hace miles de años, tendría que recuperarlo para el blog.

  3. Puede resultar aventurado opinar sobre estos temas, pero no hay que tener ningún miedo de hacerlo, siempre que sepamos que podemos equivocarnos, pero que también puede que acertemos. El hecho de que el papel de la mujer es actualmente distinto a otros países es algo que resulta evidente cuando llevas un tiempo aquí.

    Cuando me vieron fregando la taza del café en el curro la primera vez también flipaban, porque aquí las que se ocupan de eso son las empleadas de la empresa, no los empleados. Flipa.

    abrazos!

  4. Yo creo que es super util tener ese tipo de clases, mi madre las tuvo y es multifunción! jaja a mi me habría gustado porque la verdad cosiendo soy un auténtico desastre y me gusta arreglarme mis cosas. Y clases para reparar cosas de casa vendrían genial!. También creo que los hombres deberían tenerlas igual para no tener que depender de nadie para cosas tan básicas, muchas veces las madres no se paran a enseñar a un hijo.

    Bien es cierto que en España he estado en casa de gente que aun se comporta como hace décadas, el padre e hijos no se mueven un ápice para recoger y exigen que se les lleve el café de postre. Me chocó muchísimo al estar acostumbrada a recoger todos juntos…
    Un día hablando con un japones sobre estos temas me dijo “vaya, un japones no podría casarse contigo, ni con muchas españolas” jaja

  5. Dos cositas:

    1. El dorama GTO lo mismo que el anime son geniales y unas risas.

    2. Lo del tema este en España, tambien tendria tela, pero supongo que como todo y en todos lados. Yo se de compañeras de clase que se quejaban porque a sus hermanos (mayores que ellas) nunca les mandaban hacer nada y a ellas si, en cambio en mi casa mi hermana pequeña (que tiene 23 añitos) no da un palo al agua y siempre me ha tocado a mi ayudar.

    Adiosssss

  6. Sí, yo se lo he oído decir a mi madre varias veces, sus “batallitas” de joven. Lo llama “la mili femenina” porque estaban obligadas y tal. Me ha dicho 23424 veces lo que hacían y dónde xD

    Yo he tenido la suerte de que en el primer colegio nos enseñaron lo básico de costura a todos, tanto chicos como chicas y he ido tirando sin problemas desde entonces (de hecho me llegué a coser un cosplay a mano, ¡¡y para más coña quedó de pm!!), lo que sí echo de menos es haber recibido alguna clase de cocina. Sinceramente, a día de hoy podrían poner clases de todas estas cosas, que son esenciales, sea porque se viva solo o acompañado, ¡pero alguien tiene que cocinar! entre otras cosas, aunque claro, parece que estamos acogiendo el modelo yanki donde nadie cocina, lo compras todo hecho.

  7. Lo que me sorprende es como la mayoría de las mujeres acepta este tipo de papel en la sociedad japonesa.

    Es cierto que cada vez más hay más mujeres “modernas” que siguen trabajando tras casarse (lo normal es que dejen el trabajo y se dediquen sólo a las tareas de casa) y que no aceptan su “delicada” posición de adorno, pero este es uno de los numerosos contrastes de Japón que me siguen chocando.

  8. En México hace muchos años también se enseñaba a bordar, tejer y demás a niños y niñas juntos, no se como va la cosa ahora.

    Por cierto y algo relacionado con el tema…….¿conoces la canción “Mujer florero” del grupo español Ella Baila Sola (EBS)???

    Saludos

  9. Imagino que el cambio del papel en la mujer irá cambiando poco a poco en Japón. Pero ojalá este cambio se lleve inclyendo las clases para los hombres y no obviándolas pues me parecen muy útiles. Y claro, con el concepto de aprendizaje no de sometimiento a nadie.

  10. Por un lado alucino bastante con que haya muchas chicas jovenes (yo lo he visto con gente de 20 y pocos) que te digan eso de yo quiero casarme y ser una buena esposa como meta máxima de su vida. Pero también es verdad que parece que la cosa está cambiando, poco a poco, pero están en ello.

    Y como he leido en otro comment es una pena que en España también siga habiendo mucha gente así.

    En las empresas tanto en un pais como en otro (aunque en Japón se ve más lo de la secretaria que prepara el te para las visitas) se sigue viendo/practicando mucho eso de “la chica no tiene ni idea, vamos a ponerla a hacer tonteridas y el café” así que nos tenemos que poner las pilas.

  11. Pues a mi me recuerda mucho a la educación y mentalidad en España de los años 60

  12. Eso ami no me parece bien. En plan, que tengas que hacer un curso de tareas domésticas. ¿Por qué así somos más refinadas? Lo que hay que hacer es repartirse las tareas entre la pareja y punto. Y nada de cursos que eso se aprende bien -.-‘

  13. Pues qué queréis que os diga. Yo creo que esas cosas no está mal saberlas hacer, ahora bien, no me apuntaría a un curso de esos ni loca.
    En el fondo este tipo de cursos lo que hacen es institucionalizar las cosas, es decir, sientan cátedra sobre la necesidad de que la mujer se prepare para coser, cocinar y cuidar de la casa. Curiosamente el mundo de la cocina de altura está repletito de hombres y los diseñadores más famosos son en su mayoría también hombres. Vamos que al final a la mujer se le enseña sólo lo justito para que no salga de su casa y de éso están hasta la coronilla todas las japonesas que conozco.
    De todas formas, como ya digo, a las japonesas que conozco les importa un pito este tipo de cosas y que conste que saben coser, cocinar y tiene su casa como una tacita de pata.
    Un saludo a todos.

  14. A mí no me parece mal que haya cursos de preparación para la vida doméstica (sobre todo si no has podido aprender de tus padres). Lo que no me parece bien es que estén exclusivamente orientados a las mujeres, debería poder hacerlos el que quiera.

    Y por si acaso, que quede claro que no todos los hombres japoneses se abstienen de hacer las labores domésticas.

  15. Gracias por esta entrada, lo del papel de la mujer en la sociedad japonesa, es algo que siempre me ha intrigado. Tengo la sensación de que, la mayoría, parecen resignarse a un papel secundario (esto es una impresión mía y ojalá me equivoque).
    En Occidente las mujeres, tenemos aún que demostrar día a día que valemos para algo más que coser, cocinar y fregar; la pena es que las feministas prefieren perder el tiempo en reivindicar esa estupidez perversa del “lenguaje políticamente correcto”, que sólo sirve para alargar las frases y aburrir hasta morirse, con eso de “los ciudadanos y ciudadanas españoles y españolas….”, en lugar de preocuparse por cosas más importantes y prácticas, como luchar por una jornada laboral que permita a hombres y mujeres compartir tareas y ocuparse de los hijos por igual.
    Perdón por el rollo, que me he levantado reivindicativa hoy.

  16. Yo estoy casada con un japonés desde hace 36 años.
    Mi esposo es un hombre cuya tarea es lavar los platos de la cena, limpiar la casa el fin de semana y el sábado preparar desayuno, almuerzo y cena. Cuando me pidió matrimonio antes de responderle el si le dije: yo no cocino el sábado, no lavo ropa ni me levanto temprano. Él me respondió que lo aceptaba, entonces le dije que sí. Tanto a mis hijos varones como a mi hija les enseñé los quehaceres básicos de la casa, barrera, trapear, cocinar y remendar. Los amigos y amigas se asombraban que mi hijos y mi esposo ayudaran en la casa.
    De domingo a viernes yo he manejado el hogar para atenderles y el sábado sigue siendo mi día de descanso. En 22 años de vivir aquí, el rol de la mujer japonesa ha cambiado muy poco porque en mi opinión, ella así lo ha decidido.

    1. No entiendo como pudo haber aceptado tus condiciones (y nada más falta que digas que tú no trabajas fuer de casa, xD), pero en fin, cada cabeza es un mundo.

  17. A mi me parece muy claro; se entiende perfectamente cuál es el papel de la mujer en la sociedad; ser una buna esposa y una buena madre. Todo lo demás es consecuencia de esto. El papel del hombre es trabajar, muy duramente por cierto, y el de la mujer estar en casa y no dejar hacer nada a su esposo en casa; sólo para demostrarle cuanto valora lo que su esposo hace por ella y su familia.

Los comentarios están cerrados.