Echo de menos España!

Cuando llegué aquí pensaba en lo mucho que iba a echar de menos muchas cosas y en el avión estaba entre nostálgico y tremendamente excitado. Al llegar a Japón pensé que no iba a echar nada de menos España y es que me encanta este país. De hecho hay muchas cosas que hecho de más en Japón de España. Quiero decir con esto que estoy contentísimo de no estar ahí. No hecho de menos a la gente maleducada, a los dependientes que parece que te hacen favores atendiéndote, la gente ruidosa y otras cosas… Al margen de echar de menos a familia, amigos y demás no había tenido especialmente morriña o nostalgia…

En la escuela nos avisaban que llegaría el momento en el que echaríamos de menos nuestro país, sobre todo los no asiáticos, aquí todo es muy distinto. En ese momento nos reíamos de que incluso habían hecho un gráfico de como sería nuestro estado de ánimo y demás, como un viaje de vuelta a nuestro país nos podía salvar de la nostalgia o cosas de este tipo. En ese momento todo eso nos parecía imposibles, estábamos embriagados de Japón.

Poco a poco el día a día de aquí se ha ido convirtiendo en la rutina. Una rutina mucho menos rutinaria a la que podrías estar acostumbrado, pero cada día más rutinaria… Cada vez te van quedando menos fuerzas para hacer cosas y ese papel que tuviste que ir a hacer gestiones aquella vez hace 4 meses que te pareció gracioso como lo hacían en Japón, cuando es la decimo tercera vez que tienes que hacer un trámite burocrático ya no te parece tan interesante el proceso y lo que quieres es acabar cuanto antes. Cuando te das cuenta que el japonés no va a entrar solo en tu cabeza por el hecho de vivir en Japón o de ir a muchas horas de clase… cuando te das cuenta de que los kanjis cuesta horrores meterlos en la cabeza y que no salgan de ahí… cuando el ramen número 50 desde que llegaste sigue sabiéndote bueno pero ya no es nada especial o cuando has comido más brotes de soja de los que pensabas fueras a comer en tu vida completa… en esos momentos eres vulnerable… y cualquier cosa puede hacerte flaquear…

Puede ser tu hermana diciendo en su facebook que esta haciendo la mudanza, los recuerdos vendrán rápidos a tu cabeza y sabrás que la próxima vez que vuelvas a tu casa, bueno la de tus padres, ahora más que nunca, la casa ya no será igual tu habitación ya no será tu habitación y ni siquiera la de tu hermana… en esos momentos te da pena no poder ir a echar una mano a tu hermana a meter los recuerdos en cajas y a llevar las cosas a otra fábrica de recuerdos.

Pero no es necesario que sea algo trascendentar lo que te haga flaquear, puede ser cualquier cosa, algo tan simple como un artículo en un blog de un amigo en el que habla de un bar de tapas, el bar juanito en concreto. En esos momentos piensas que vas a comer algo muy rico que te hubiera encantado comer en España cada día, que podrías salir y sentarte en una barra de sushi y ponerte hasta arriba de un sushi mucho más rico que en casi cualquier lugar de Madrid por unos 15 euros (por esa cantidad sales a reventar en un kaiten…), incluso te podrías acercar a probar el pez globo preparado delante de tus narices o deleitar un manjar prohibido como la ballena… pero tu lo que quieres es un plato de lentejas o un cocido, previo aperitivo de un buen plato de jamón recién cortado. No pido tanto ni siquiera… viajar en el espacio y el tiempo para tomarme un “mini” de calimocho fresquito con pipas cogidas de la barra en “El orgasmo de Miriam” mientrás la canción punki más cutre suena de fondo sería increíble.

De cualquier modo aquí estoy en Japón y no me quejo, soy inmensamente feliz no penséis lo contrario… Pero creo que va siendo hora de volverse a pasar por el Monte Azul en Aoyama rodearme de Españoles, olvidarnos por un par de horas que estamos en Japón, volver a ser ruidosos, sonreir sin ser formales y poder darnos palmas en la espalda sin recatos ni reverencias… Por suerte como ahora no puedo ir a España un trocito muy importante de España viene a mi y es que en un par de semanas mi familia al completo viene por aquí… no va a haber persona más contenta el día 26 en todo el aeropuerto de Narita 🙂

Pero todo esto cambió

16 comentarios en “Echo de menos España!

  1. ANIMO!!! que seguro que el hechod e que vengan a verte te quita un poquete esa morriña!!!

    Si quieres algo de “contrabando” tu dímelo eh 😉

  2. 😀 😀 Sí, en breve estamos por ahí!!! ay madre! que ya no queda nada… Lo de la morriña y la nostalgia es más que normal (de hecho, en cuanto he visto la foto de ese plato de jamón a mí también me ha dado nostalgia porque creo que tardaré mucho en volver a tener una pata de jamón en mi cocina 😉 jijiji)

    Siempre se pierden unas cosas pero se ganan muchísimas otras, lo importante es guardarlas en la memoria y recordarlas con felicidad.

    Por cierto, me ha encantado lo de la fábrica de recuerdos!!!!

  3. cuando pienses esas cosas… luego piensa en que me ha tardado 2 minutos en cargar completo tu blog ( en el iphone ) y que estoy pensando en buscar un navegador de texto (tipo lynx) ya veras como se va la morriña… Jaja, nah. Es muy humano y muy sano :).
    El año que estuve en Gales me comía un bocata de chorizo todos los miercoles XD y se me caían las lágrimas 😉

    “trascendentar” jaaarl

  4. La morriña se cura!! La sobredosis de jamón y birra es el remedio adecuado, cuando quieras, avisa y salimos corriendo al MONTE AZUL a vaciarles la cesta de pan y el plato de jamón!

  5. tus sentimientos son muchas mas autenticos expresados con letras que con palabras .
    Cuando se vive en distinto sitios siempre vas dejando trozos de ti en esos lugares y siempre tendras mas o menos nostalgia de esos lugares y de esas personas que vas dejando , pero al mismo tiempo tambien te abres a otros sitios y otras personas.
    Bueno que no tengas EL CORAZON PARTIO sino REPARTIO.
    CIAOOOOO

  6. Pues claro, si nu tuvieras morriña serías un bicho raro. Pero oye, la casa de tus padres será siempre tu casa; tu cuarto, por mucho que cambie, seguirá siendo tu cuarto y además, ahora, todo ello, también de Hiroko.
    ¡Uf! qué ganas tengo de verte en tu nueva vida.
    Muchos besos

  7. A disfrutar de la family que te lo mereces… y en sep/oct vamos nosotros!!! XD

  8. Hoy,es 11-M. Hasta el momento esta fecha estaba fatalmente relacionada con el luctuoso suceso de sobra conocido. A partir de hoy también se asociara al día siguieste de la 7ª debacle madridista. El tiempo es frio y, por Andalucía además, las lluvias empapan hasta el agua. En Cataluña, las nevadas, han dejado sin luz a un “guevo” de gente.El PIB está en una situación que un pavo en navidad desearía. El Gobierno nos recomienda que nos hagamos planes de pensiones. Algún capullo ministerial dice que los funcionarios deben cobrar menos. El jamón está a un precio prohibitivo. Existe la posibilidad de que me quede sin vacaciones de semana santa. ¡¡Joder tio!, ¿Que hechas de menos de España? .Tu padre diciendo: ¿Donde está el cable del usb-h2o de mi cilindrin?. Tu madre: ¿Y para que quieres un noveno adls con la habitación hecha una pocilga ??!!.
    Piensatelo de nuevo y verás como los sabios consejos de tu querido tio RI te han abierto nuevas puertas de análisis y derivaciones patológicas ( esto último no se que quiere decir pero queda culto). Todo es tendente a empeorar. Imagina por un momento que yo fuera a Japón.
    ¡Sake hasta que se salga!
    Un beso tronco.
    Un beso chaval

  9. Sentir morriña es normal, estoy con Marisa, pero aunque es un sentimiento triste también es bonito porque te ayuda a no olvidar lo bueno de de las cosas que has dejado atrás y a valorarlo y verlo desde otro punto de vista ayudándote a recordar lo mejor…y que muchas veces no hemos valorado o visto en su momento…Además cuando tengas morriña tienes la graaan suerte de pensar que estás donde quieres estar y cumpliendo un sueño por el que has luchado y estás consiguiendo!!!
    Un abrazo primus!! 😉

  10. Creo que esos momentos son bastante dificiles d evitar… asi q tu sigue asi, q como dice tio RI, aqui en breve tambien empezaremos a echar d menos el jamon

    disfruta tu q puedes!!!!

    un saludo

  11. Es normal sentirse así supongo… Inevitable. Pero bueno, ¡animo! ^^ y disfruta cuando los tengas por allí 🙂

  12. Todo tiene una solucion y se llama Onigoroshi (cualquier edicion vale).
    Cuando venga tu familia hazles probar, jeje.

    Fuera la conya, como a muchos de los que vivimos lejos de casa (lejos=suficientemente lejos como para que no sea viable volver todos los fines de semana) me pasa lo mismo que a ti. De todas forams, ya lo sabiamos, no?

    Eso si, te envidio por que pueda venir tu familia! Disfrutalos!

  13. Gracias a todos 🙂

    Jeje Antonio, me ha hecho mucha gracia este comentario, por que lo he leído ahora, es decir después de la conversación de ayer que justo hablamos de ello, y si, ya lo sabíamos… pero lo cortes no quita lo valiente 🙂

    Pero a fin de cuenta como digo en el cuerpo del post para mi todas las decisiones son una balanza, en un lado estan las cosas buenas y en otro las malas, así que siempre tiro para donde se inclina más la balanza. Así que estoy donde estoy (en los casos donde la elección depende de mi claro). El problema es que a veces hay muchas cosas buenas y por tanto la balanza es claramente positiva, pero los pesos de las malas quieras que no también son pesos y claro… pesan 🙂

  14. lo k has escrito es muy similar a mi situacion..
    he vivido en españa la mayoria de mi vida y hace 9 meses he vuelto a escocia para estudiar..
    aunque estoy super contenta aqui, conociendo mi pais de nacimiento y estudiando en unos de los mejores universidades de musica en gran britaña, hecho de menos a mi familia y a españa un monton.. y a veces cuando veo algo en facebook como fotos del verano en la playa o en el bar donde siempre ibamos.. pues es dificil..
    asi k leyendo esto es como leer mis pensamientos..
    🙂

Los comentarios están cerrados.