Categoría : Reflexiones

7 vidas como un Rayo

rayo

No es ningún secreto que me va costando cada vez más escribir por aquí, que el frenetísmo de mi vida me aleja de tener un rato en el que sentarme y escribir palabras, pensamientos y sentimientos aquí. Tampoco lo es que es de esta forma de la que mejor se expresarlos. Siempre que alguien cercano a mi nos ha dejado he querido escribir una entrada a forma de homenaje en parte y desahogo en otra.

Hoy un familiar nos ha dejado, no es un humano, pero estas criaturas no cabe duda de que se quieren con locura también. Se trataba del gato de mi hermana, de mi hermana y su novio César aunque todos le quisimos como si fuera nuestro.

Y como esto no es otra cosa como os decía que un homenaje, pasaré a cantaros la vida y obra de este granujilla que tan buenos momentos nos hizo pasar.

Mi hermana y yo en nuestra tierna infancia recibimos en el hogar una gata siamesa muy bonita ella. Recuerdo perfectamente y de forma muy vívida como para decidir su nombre mi tía MariAngeles nos estuvo leyendo nombres de un libro de nombres para gato. Iba diciendo nombres en voz alta, algunos le gustaban a mi hermana y otros a mi, pero nunca a los dos. Fue necesario leer todos los nombres de la A hasta llegar a la T, que dijo “Tesalia” y dijimos mi hermana y yo al unísono SI. Mi tía con cara de asombro por tan nada usual nombre no pudo hacer otra cosa que aceptarlo. Y es así como pasamos a tener en nuestra casa a una gata llamada Tesalia a la que yo lanzaba contra el techo por lo que solía huir cada vez que me veía doblar la esquina.

Tesalia tenía la nada segura costumbre de saltar de balcón en balcón en nuestra casa (sexto piso) para así poder colarse en la cama de mis padres. Un día de estos una vecina tocó a nuestra puerto con la gata en brazos, la había recogido de la calle… buen piñazo se tio y nada serio se hizo, sin duda ahí perdió una o dos vidas al menos. No fue la muerte lo que nos separo de esta gata, si no los pelos. Mi madre harta de ellos decidió dársela en adopción a unos amigos. Lo curioso es que nunca nos dijo a quien ni donde estaba, ni volvimos a verla ni de visita. A fecha de hoy mi madre nunca me ha reconocido otra cosa, pero yo temo que quizá tuviese alguna suerte algo mas desafortunada… De cualquier forma, sinceramente no quiero saberlo.

Y así empezó nuestra sequía gatil. Mi hermana y yo seguíamos amando con locura a los gatos, pero al problema de los pelos se unió que mi padre desarrollo una fuerte alergia a estos, hasta el punto de que si venia alguien con gato (sin el gato) el podía notarlo. En ese momento pensé que al menos hasta la emancipación se acabaron los gatos para nosotros.

Pero antes de abandonar el hogar mi familia propuso que un gato haría buena compañía a mi abuela. Mi hermana rauda y veloz se las ingenio para hacerse con uno y llevarlo a casa de mi abuela. Así es como Rayo apareció en nuestras vidas. Rayo era el gato de mi abuela, pero desde el primer día fue mi hermana la que siempre le cuido y quien le llevo a los veterinarios y limpiaba sus cacas y demás cosas que se hacen con los gatos. De esta forma mi hermana pasó a tener un gato en diferido.

Con el tiempo Rayo no podía quedarse en casa de mi abuela y paso a ser ya oficialmente el gato de mi hermana, Rayo vivió en su nuevo hogar felizmente. Pero, que tipo de gato era Rayo. De los perros siempre se dice que son muy fieles, muy nobles, el mejor amigo del hombre y demás. Los gatos si suelen tener algo en común muchas veces es que son bastante hijos de puta. Y eso es algo que a mi personalmente me encanta de ellos. Para mi los gatos siempre como estos super-villanos de los dibujos animados, que son malvados hasta la medula, pero a la vez adorables y que aunque intentan hacer el mal nadie les toma en serio y se creen que estan jugando. Una especie de Stewies en Padre de Familia. Los gatos ademas van a su bola y están todos como una maldita regadera. Por todas estas razones, yo amo a los gatos jeje. Y bueno porque por mucho que digan, los gatos también tienen vínculos con sus amos que aunque no serán tan obvios como los perros os puedo asegurar que están ahí.

Siempre que pienso en Rayo recuerdo sus ansias de venganza. Si le hacías algo se las pagarías, no te ibas a ir de rositas, la venganza es un plato que se sirve frío. Un típico ejemplo es que le eches de su sitio en el sofa para sentarte. De primeras no se quejará mas que con un maullido y se irá, no presentará resistencia. Pero ay amigo, la cosa no acaba ahí. Después quizá te aceche desde debajo del sofá soltándote un bocado en el tobillo o cuando estés saliendo por la puerta cruzara el salón corriendo con un perfil bajo para saltar sobre tu pierna y luego huir a esconderse entre las sombras. Eso si, una vez cobrada su venganza el karma gatuno volvía a restablecerse y volvía a no tener problemas.

Rayo fue un gato feliz que además hizo felices a todos los amos y regazos en los se acurrucó, siempre fue querido con locura y nunca será olvidado y es que vivió sus siete vidas a toda pastilla, como un Rayo. DEP amigo.

Mis pensamientos ahora mismo están por supuesto fundamentalmente con mi hermana y con su novio que no puedo ni imaginarme lo dolidos que deben de estar, todos los ánimos que me queráis mandar redirigidlos para ellos :)

rayo2

La marca España

Desde hace un tiempo se esta haciendo un esfuerzo por hacer llegar allá donde se pueda la marca España. Esto me parece algo muy positivo y necesario, soy un firme defensor del producto español, creo que se producen productos muy buenos, sobre todo desde el punto de vista gastronómico y que tenemos una oferta turística realmente buena. No obstante aun es mucho mas conocido el aceite de oliva de Italia que el español aun cuando mucho de este aceite esta producido en España, los quesos de Francia se llevan la palma (creo que son mejores, pero el queso español no tiene nada de malo) y es difícil encontrar vinos españoles que no sean barateros al menos en Japón.

Todos somos embajadores

En Japón cuando tienes un problema con una empresa el trabajador al que le haces participe de este problema de inmediato se disculpará. Tiene la culpa del problema esa persona? Pues seguramente no, pero el es la cara visible de la empresa con la que te estas comunicando y en su nombre ella se disculpa.

De la misma forma todos somos embajadores de nuestros países. Y más cuando estamos en el extranjero que somos embajadores a tiempo completo. Cuando estamos realizando comportamientos incorrectos en lugares o situaciones incorrectas estamos mostrando como alguien de ese país esta haciendo ese error y nos guste os no se tenderá a generalizar ese acto a un país. Incorrecto? Pues en algunos casos si, las generalizaciones nunca son ciertas en un 100% de los casos, pero si suelen serlas en general ;)

Se que a mi como extranjero en un país con costumbres muy distintas al mío se me dejan pasar muchas cosas por alto ya que se da por hecho que no tengo el mismo conocimiento de la cultura local, que eso, que un local. Pero esto tiene dos caras y es que hay quien pueda pensar que la persona de ese país no se preocupa lo más mínimo por actuar correctamente en otras culturas.

Un ejemplo de esto podríamos verlos en el asunto de hablar por teléfono dentro del transporte público. Cuando llegué me parecía sorprendente e incluso excesivo lo en serio que los nipones se tomaban esta norma, pero trate de cumplirla a rajatabla. En los casi 5 años que llevo vagando por este país he podido encontrarme con gente que se la salta a la torera, no muchos, pero tristemente cada vez más. Cuando veo a un japonés que lo hace simplemente pienso que es un maleducado ya que por descontado sabe que lo que esta haciendo es incorrecto y me parece un auténtico capullo. Cuando es un extranjero el que lo hace pienso que o bien es un desconsiderado que además no esta vendiendo bien su país, ya que esta invitando a que la gente generalice de éste. Y como los japoneses además tienden a no distinguir entre extranjeros, esta dando simplemente mala fama a los extranjeros.

Los pequeños gestos

Son nuestros pequeños gestos, el trato que damos a la gente en el día a día lo que más nos define, más que acciones grandilocuentes puntuales. Se puede hacer todo el esfuerzo global como nación que se quiera que si al entrar o salir del país te atiende una persona totalmente maleducada tendrás una fuerte impresión de que la gente es así.

Una de las cosas en las que suele coincidir la gente que viene a Japón es que la gente de aquí es muy amable, respetuosa y considerada. En España hay gente muy amable, pero también hay mucha gente asqueada de la vida que te atiende con gruñidos, te lanza el dinero de las vueltas sobre la barra o coloca las sillas de la terraza donde te sientas a patadas. Y creedme estos gestos, se notan.

La semana pasada fui de viaje express a Madrid, al salir un funcionario reviso mi pasaporte, comprobó que todo estaba en orden tanto para salir como para mi futura reentrada en el país. Me dio los buenos días al verme y me despidió, hizo su trabajo correctamente, no fue excesivamente simpático, pero fue correcto en el trato y me dio la impresión de que comprobó todo lo que tenía que comprobar. A mi vuelta tuve que hacer el mismo proceso pero en España, un policía nacional fue el encargado de comprobar mi pasaporte. Al acercarme a la ventanilla le di los buenos días y el no se digno a mirarme a la cara ni a devolverme el saludo, hecho un vistazo a mi pasaporte con desgana mientras seguía charlando con su compañero de al lado y tras un par de segundos arrojo sobre el mostrador mi pasaporte, le di las gracias y le despedí, su respuesta fue la misma impasividad con la que fui recibido. Sentí que el tipo no se había tomado la molestia de comprobar bien nada (no me había mirado a la cara, como podía saber que era yo) y además me pareció totalmente desagradable. Al salir del aeropuerto horas después en el control de equipajes un japonés tras mirar mi pasaporte me decía mientras me dejaba salir, anda Madrid… que guay.

Si tengo que comprar algo después de este viaje, compro la marca España.

Estoy seguro de que muchos tenéis miles de historias parecidas a esta y me encantará leerlas en los comentarios. Por favor no creáis que estoy cayendo en mitificar Japón y decir que es el país perfecto y que en España todo es malo, para nada, no todo es blanco o negro, sencillamente creo que en algunas cosas tenemos muchísimo que aprender.

Volviendo a casa?

balcon

Hace unos días estaba volviendo de unas placenteras vacaciones, yo y mi enrojecida piel nos montábamos en el avión con una sonrisa de oreja a oreja recordando la semana de ensueño que habíamos vivido en una isla de la Micronesia entre aguas cristalinas. Mientras pasaba entre las butacas del avión instintivamente y sin pensarlo iba saludando a las azafatas, una muy sonriente me dijo “heading back home?” o lo que es lo mismo “Volviendo a casa?”, seguro que no esperaba mas que un “si” acompañado de una sonrisa, pero a cambio obtuvo un rato de una persona titubeante y un “No lo sé”.

Esto me dio que pensar en el vuelo de cerca de 4 horas de vuelta a casa o a no se donde y bastante rato después aun sigo pensando en ello. España y más concreto Madrid siempre ha sido mi casa, cuando he ido fuera donde he vivido aunque solo fuera durante 3 días se ha convertido en mi casa temporal. Incluso cuando viví un año en Italia y otro en Irlanda sentía que tenía mi casa, pero a la vez sabía que a donde pertenecía era a Madrid, que todo era temporal.

Ahora mismo creo que tengo mas de mi vida en Japón que en España y rehacer mi vida en España y alcanzar el nivel de bienestar del que gozo ahora me costaría en España. Por supuesto siempre quedan ahí los amigos y sin duda la familia, quizá lo que más echas de menos cuando estas fuera (a parte del jamón y el poder tomar cañas a un euro claro, jeje). Al margen de estas cosas, siento que actualmente pertenezco más a esta isla que a la otra península, pero a su vez mi corazón es y siempre será español (no le busquéis tintes políticos a esta frase por favor).

Tras 4 años viviendo en Japón me doy cuenta que por vez primera no tengo muy claro cual es ese sitio al que puedo llamar “home”. Que sucederá en otros 4? No lo se! Pero estoy deseando vivirlos y comprobarlo!

El fin de una generación

Mi abuelo materno murió cuando yo era bien pequeño y lo cierto es que no supe comprender lo que ello significaba, más allá de que era algo bien triste porque mi madre lloraba. En el 2011 tuve que despedirme en la distancia de mi abuela materna, no mucho después falleció mi abuela paterna. Ya solo me quedaba mi abuelo y lo cierto es que el hombre tenía ya muchos achaques.

Contunuar leyendo

Puntos de inflexión

La vida como muchas otras cosas es algo trepidante, esta lleno de subidas y bajadas, de comenzar algo y de terminar otra cosa. El que las cosas tengan principio y final es algo bueno en si mismo, doloroso pero bueno, en mi opinión. Algo sin fin perdería su sentido. Sucede que algunas veces desde lo mas alto nos damos cuenta de que estamos en el final y que empieza la bajada o al contrario que hemos bajado tanto que sabemos que nos toca subir. No siempre nos damos cuenta de ello, pero al menos yo cuando me he dado cuenta de estar en ese punto una bofetada me ha golpeado con tanta fuerza la cara que casi crees que va a tirarte al suelo.

Contunuar leyendo

2012

Este año ha sido considerado por muchos como annus horribilis. La situación económica no es ni mucho menos la mejor y me llena de tristeza ver la situación a la que se ha llegado en mi país en España, donde veo una imposible solución a corto plazo y complicada a medio. De cualquier forma quiero hablados de mi 2012. Deje un 2011 que fue probablemente si no el peor, si el año más duro de mi vida. Conseguir una vida autosuficiente en Japón no fue un camino de rosas. En el 2011 vi como mi vida se tambaleaba y daba palos de ciego. Normalmente siempre he sido una persona estructurada que ha tenido claro cuales eran sus próximos pasos a seguir, el no tener ni idea de que sería de mi, me creaba mucha ansiedad.

Contunuar leyendo

Conflicto entre cerebros

Todos tenemos una forma de pensar que viene determinada por muchos factores. Lo creamos o no uno de estos factores es la cultura de nuestro país o de nuestro entorno. Creo que en España somos muy dados en general a la improvisación y a la picaresca. Esto tiene aspectos muy positivos y es que en general he visto a personas que gracias a esta forma de pensar pueden ser muy flexibles en su forma de pensar y crear pensamientos alternativos muy interesantes. El problema es que creo que ademas no solemos ser muy perfeccionistas y tendemos a ser por conjunción de estos dos puntos chapuceros. Nos encantan las soluciones temporales que terminan siendo eternas.

Contunuar leyendo

La seguridad de nuestros datos

Después de unas largas vacaciones blogueriles vuelvo a la carga con la intención de volver a la carga con mas energia que nunca. Hoy quería escribir una reflexion rapida sobre un tema del que llevo queriendo hablar durante un larga temporada. Se trata sobre como digo en el titulo de la entrada la seguridad de nuestros datos digitales.

Lo cierto es que estado algo metido en el mundo de los sistemas informáticos uno se da cuenta de las muchas formas en las que nos vemos expuestos a diario y las formas en las que nos pueden usurpar datos personales. En la seguridad hay una cosa que creo que hay que tener clara y es que hay que saber el valor de lo que hay que proteger y es que un banco para proteger 100 millones de euros no va a montar un sistema de seguridad que cueste 200 millones. Entonces esta claro que no podremos pasarnos de seguridad, ya que lo cierto es que seria algo excesivo y no tiene demasiado sentido.

Contunuar leyendo

El olor de su mirada

Dicen los que saben que nuestra memoria olfativa es una de las mas potentes, quiza tengamos el olfato atrofiado y nos cuesta reconocer olores, pero una vez que “capturamos” un olor no lo dejamos escapar. Estoy seguro de que no soy el unico que tengo olores asociados a ciertas personas, lugares o momentos. Tambien creo que casi todos tenemos unos olores preferidos que nos gustan no solo por ser un olor agradable, si no por estos recuerdos que traen asociados. Hoy queria recordar unos cuantos y de paso compartirlos con vosotros.

El olor a la planta de tomate: Este es sin lugar a dudas mi olor preferido. No hablo del tomate en si, si no de la planta del tomate si no sabeis de que os hablo tratad de olerlo alguna vez. Buscad una planta de tomate frotar las hojas y oleros los dedos, puedo sentir ese olor dentro de mi cabeza solo de pensarlo. El momento en el que este olor es mas intenso es por la maniana cuando esta amaneciendo y los gallos se encargan de recordarnoslo. A mi me huele a manianas en “La chacra” donde iba con mis abuelos casi todos los fines de semana. Ahi recorria las hileras de plantas de tomate y las olia y a veces cogia un tomate y le daba un mordisco mientras estaba rodeado de ese increible olor. Despues venian los huevos revueltos compartidos por mi primo, mi abuelo y yo que los comiamos directamente de la sarten. de verdad qeu para mi es este uno de los recuerdos mas plenos de mi vida, pocas ocasiones recuerdo haber sido tan feliz de una forma tan pura y plena en mi vida.

Contunuar leyendo