Casualidades…

Supongo que seréis muchos los conoceréis el discurso de Steve Jobs de “Connecting the dots” (conectando los puntos) y si no ya estáis tardando el verlo. En el una de las cosas que dice este genio es que no es posible conectar los puntos hacia delante, que es necesario hacerlo mirando al pasado.

Esto puede parecer una tontería, pero paraos a pensar en algo que tengáis ahora, algo importante para vosotros. Puede ser el porque vivís donde vivís, porque vuestro mejor amigo es quien es, porque vuestra pareja es quien es o porque vosotros trabajais donde lo hacéis, cualquier cosa trascendente para vosotros. Inicialmente podríais pensar que todo esto que tenéis es porque vosotros lo habéis decidido así y en realidad es así, pero no fue una decisión final la que os llevó ahí tan solo. En la mayoría de las ocasiones se trata de una cadena de casualidades que termino derivando en esa situación final. Si conectais los puntos más y más hacia el pasado llegaréis a la conclusión de: ” Como coooño terminé en esta situación”, casi parece más fácil que me hubiera tocado la lotería. Os contaré una de mis casualidades, conectaré los puntos desde el pasado hacia el futuro, habiendo ya visto el recorrido.

Hace unos 8 años o así estaba yo con la caja de Pandora abierta y mis ganas de viajar eran incansables. Tenía también un sueño conocer Japón, pero era un viaje más complicado y caro. Yo con 21 años no encontraba a nadie de mi alrededor que se animase a embarcase en este viaje que no era tan típico como lo es ahora. Así que decidí hacerlo por mi cuenta, aunque al final por otra gran casualidad terminé viajando con vecino conocido de la infancia que terminó convirtiéndose (y aún lo es) en amigo.

La preparación de este viaje duró casi un año, que fue lo que tardé en juntar todo el dinero necesario. Mientrás tanto seguía asistiendo en la medida de lo posible a partys de informática donde muchos locos nos sentábamos delante de mis ordenadores y los conectábamos en red. En una de estas vi que un chico tenía mucho cine asiático, por lo que le pregunte que donde estaba que quería ver su colección completa. La casualidad quiso que estuviera sentado detrás de mi. De casualidad descubrí que no solo conocía Japón si no que había estado 8 veces ya que estaba casado con una mujer japonesa. Esa noche no dormí y no le dejé dormir a el tampoco, le saqué toda la información de Japón del mundo. Así nació una amistad con el que es ahora sin dudas un muy buen amigo, de esos que nunca dejo de ver al pasar por España.

El viaje por Japón sucedió sin mayor novedad, salvó el hecho de que lo disfruté como un enano. De ahí volví a España y comencé a estudiar japonés en la escuela de idiomas, pero mi profesora era española yo quería contacto nativo. Gracias a la esposa de Miguel conseguí poner un anuncio de intercambio de idiomas en una web japonesa y así conocí a dos chicas a Junko una extraña japonesa que iba a la caza de macho ibérico. Y una muy callada chica pero con una dulzura extrema que me enamoró desde el primer día, que digo desde el primer minuto. Fue asi como conocí a Hiroko, con la que vivo desde hace como unos 6 años, a lo largo de 4 países y los que nos quedan 😉

Así cuando miro atrás pienso que el conocerla dependió de que me diera por viajar a Japón, que conociera en una pequeña party de informática a Miguel, que su mujer pusiera ese mensaje y que Hiro contestase. Eso cuanto menos, que ya si entramos en pequeñas cuestiones ya uno se pierde. Como digo estar donde estas es una especie de lotería, disfruta y si algo de tu vida no te gusta echa boletos a nuevas loterías y comienza otra cadena de decisiones que sabes como empieza, pero ya te digo que no sabes como terminará 😉

23 comentarios en “Casualidades…

  1. Pareceré muy pelota últimamente pero me encanta como escribes.

    Estoy bastante de acuerdo en esto de las casualidades pero tb opino que en cada casualidad tu decides hacer o decir tal cosa aunque se inconscientemente ^_^

    Y solo decir que aquí andamos echando boletos y buscando nuevos puntos xDDD

    Me ha gustado mucho saber como conociste a nuestra ma… digo a Hiro. no se por qué pensaba que había sido en Irlanda.

    Que siga habiendo más casualidades buenas de estas!

    1. Es una palabra inglesa españolizada con gramática por tanto española, se como se escribe parties, pero cuando hablo de partys informáticas siempre lo pongo así… se que no es lo correcto, pero weno… Pero vamos no me toques los cojones que no es comparable decir horo con poner partys… que además hoy te he dejado pasar que has escrito versión “veta” y ni te dije nada 😉

  2. Muy interesante!

    Pues si que conocía ese discurso, aunque tiene tiempo yo lo vi. antes de verano sobre Junio así, y me encanto ese punto de las conexiones.

    Por otra parte, siempre me gusto la idea de que todo lo que ocurre lo hace por alguna cosa en especial. Fíjate, buscando una arrocera para comprarla aquí en España, di con este post:

    http://www.frikis.net/ahorrando-en-japon-la-arrocera/2388

    Me gusto mucho, incluso me sentí identificado con el tema del ahorro ( Odio gastar en cosas inútiles, pero lo gasto en cosas que me gustan 😛 ) Y desde entonces, ya te sigo, porque me parece un buen blog, entiendo o eso creo, lo que quieres transmitir y además el tema de lo que sueles hablar para mi es bastante ameno… así que…nos conoceremos algún dia en persona? Dependerá de las conexiones en adelante…? Nunca se sabe, esa es la gracia, muchas de las cosas que me pasaron en la vida, fueron casualidades, en su mayoría, agradables ;D

    Saludos!

  3. Para mí eso no son casualidades, si no que simplemente las decisiones que tomamos son las que definen nuestra vida y nos hacen conocer a las personas que nos rodean.
    Creo que todos en un momento dado nos planteamos qué habría pasado si… y seguramente la mayoría de las veces no nos damos cuenta de que una opción u otra puede cambiarnos la vida.
    A mí me encantaría tener una bola para poder mirar por dónde iría mi vida si en los momentos en los que he tenido que tomar decisiones hubiera ido por otro camino, pero es algo que nunca sabremos y también ahí está lo bonito 🙂

    1. Bueno lo son o no… es dificil de decir, dejémoslo en que son algo y estas son formas de llamarlo. Estoy de acuerdo que son pequeñas decisiones que te definen poco a poco, pero lo que quiero remarcar es que con una pequeña decisión inocente que no tenías ni idea en cualquier momento que acabaría así 😉

      Intuiría mi madre que al animarme a ir a estudiar a Escocia terminaría viviendo en Japón? No lo creo… o yo que al decidir venir de visita a Japón comenzaría una serie de casualidades, elecciones, puntos o llámalo como quieras que terminarán haciendo que conociera a Hiroko…

      Desde luego es cuanto menos algo curioso que da que pensar 🙂 Si encuentras esa bola préstamela un rato 😉

    1. Jjajaa, pues nada hombre, si dice que se fue con Hiroko, no le van las fáciles…

    2. Jajaja Joakkinen un día quizá cuente esa historia que tuvo tela y también fue graciosa. Pero quizá te la cuente de botellón en las escaleras de Shibuya 😉

  4. Estoy de acuerdo, en que siempre debemos mirar al pasado para saber por qué estamos donde estamos; pero siempre he creído que las casualidades no se dan porque sí, hay que salir a buscarlas.
    En tu caso estás donde estás, porque tenías un sueño e hiciste todo lo posible para conseguirlo. Hay quien vive soñando toda la vida y hay quien se esfuerza en despertar y poner en marcha lo soñado. 🙂

    1. Si, estoy de acuerdo en eso que dices, tu remas hacia un punto una vez que tienes una idea clara. Pero antes de tener esa idea di unas cuantas paladas hacia este camino sin quererlo y son esas las que me llaman la atención… llamemoslas casualidades o causalidades 😉

  5. La vida es como cuando montas en bicicleta,si miras la carretera vas por la carretera , pero si miras la cuneta terminas en ella.
    Son casualidades pero muy inducidas.
    Ciaoo

  6. Hola, llevaré así como cerca de un año leyendo tu blog pero nunca me animé a comentar, a todo esto, me encanta :D. Pero al leer este post en concreto algo me impulsa a hacerlo. Yo personalmente si que creo en las casualidades y en que nuestra vida realmente se define gracias a ellas, está claro que el destino lo decides tu y solo tu, pero son las casualidades las que hacen que forme un rumbo diferente.

    1. Claro que las casualidades existen eso es algo innegable, pero si echas más veces la lotería las probabilidades de esa casualidad son mayores 😉 Es una cuestión matemática básica 😉

Los comentarios están cerrados.